Arte y cultura
0

La ciudad luce más bella que nunca

Hay dos formas de conocer Lisboa: por tierra, pateando sus barrios llenos de vitalidad, de glamur y de encanto, y desde el cielo, desde sus miradores, terrazas y elevadores repartidos por cada una de las siete colinas donde se asienta la ciudad.

La visita puede comenzar en el castillo de San Jorge, una imponente fortaleza en ruinas del siglo XI, que ofrece una panorámica increíble de toda la ciudad. Desde el mirador de Graça se puede ver el río Tajo atravesado por el puente 25 de Abril. El más alto es el mirador de Monte, donde las mujeres embarazadas acuden para orar en la capilla de Fátima situada en la cima para pedir que el parto sea breve e indoloro. En Alfama, al lado de la catedral, la terraza de Largo das Portas do Sol y el mirador de Santa Lucía sirven la postal mas clásica de Lisboa con los tejados de tejas rojas por los que sobresalen las cúpulas de las iglesias de San Vicente y de Santa Clara, y la de San Esteban, teniendo al Atlántico como telón de fondo. El elevador de Santa Justa, construido en hierro por Raoul Mesnier de Ponsard, discípulo de Eiffel, ofrece una vista preciosa del barrio de Alfama, trepando por la colina dominada por el castillo, la plaza del Rossio y el barrio de Graça y girando la vista a la izquierda las ruinas de la iglesia del convento do Carmo, único vestigio del terremoto que asoló la ciudad en 1755.

Bajando de las alturas, la ciudad se convierte en un reguero de calles empinadas y angostas, en avenidas elegantes y muy señoriales, en barrios vitales, muy de moda y alegres, y en zonas supermodernas donde predomina el diseño arquitectónico.

A bordo del tranvía. Una opción para conocer la Lisboa más tradicional es tomar el tranvía 28 que recorre el barrio de Alfama. Sale de La Baixa, muy cerca de la plaza de Comercio, y se interna por un vericueto de calles estrechas y empinadas bordeadas de casas decoradas con azulejos donde se encuentran tiendas de anticuarios, chamarileros y los mejores locales para escuchar fados. En un recodo del trayecto aparece la imponente catedral y la iglesia de San Antonio, a la que acuden las mujeres para pedir un marido al santo. Y sigue su traqueteo por el Campo de Santa Clara, donde todos los martes y sábados se instala un mercadillo, para finalizar su trayecto en el castillo de Sao Jorge.

El Alto es otro de los barrios más tradicionales, divertidos y bulliciosos de Lisboa. En él abundan los bares, pequeños restaurantes, tiendas alternativas, ateliers de diseñadores, y al anochecer las calles se llenan de gente joven dispuesta a divertirse. Y si el Alto representa la movida lisboeta, el Chiado es el barrio mas chic y la zona perfecta para ir de compras. Sus calles anchas con casas blancas, reconstruidas tras el incendio de 1988 que redujo el barrio a cenizas, se han convertido en el feudo del diseño donde se encuentran tiendas preciosas con productos de manufactura portuguesa, centros comerciales con las marcas internacionales más reconocidas, restaurantes de lo más cool, el Museo de Chiado con exposiciones de arte contemporáneo, el Mude, museo del diseño, y el famoso Café A Brasileira, en cuya terraza sigue sentado el gran poeta Pessoa contemplando con mirada de piedra el trajinar turístico mientras aguanta los abrazos de todos los que se hacen la foto con él.

El barrio más glamuroso. Dejando el Chiado y la plaza del Rossio se llega a la avenida Liberdade, un bulevar de frondosos árboles en el barrio más elegante y con más glamur proyectado por el marqués de Pombal tras la destrucción de la ciudad por el terremoto acaecido en 1755. Bordeada de palacetes y casas señoriales, la denominada Milla de Oro de Lisboa es la zona donde las grandes firmas de moda han abierto sus lujosas tiendas. Aquí, mirar al suelo no es una pérdida de tiempo, es una obligación para contemplar el precioso adoquinado formado por bellos mosaicos y dibujos geométricos.

Texto y fotos: Menchu Redondo

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • tumblr
  • rss
  • pinterest
  • mail

Publciado por: Destinos

There are 0 comments

Leave a comment

Want to express your opinion?
Leave a reply!