Naviera
0

Las navieras presentan sus nuevos catálogos para el 2013

La industria naviera sigue apostando por renovar flotas, ampliar itinerarios y fidelizar a sus clientes, en el marco de un sector cada vez más competitivo. Los representantes de las grandes compañías en España alertan de que la guerra de precios tiene los días contados si los cruceros quieren mantener su alto nivel de servicios y su expansión en Europa. Y observan con inquietud que el español es uno de los viajeros que menos gastan a bordo.

LOS CRUCERISTAS EXPERTOS

esos que esperan llenos de curiosidad los catálogos de las nuevas temporadas para dar el salto a una nueva aventura, descubren estos días que el 2013 seguirá inyectando sorpresas y estímulos tanto para el viajero experimentado como para tentar al novel. La previsión del puerto de Barcelona, que al ser el primero de Europa ejerce de termómetro sectorial, es una recuperación de los flujos de cruceristas a los niveles del 2011, cuando este operador sumó 2,6 millones de usuarios.

Esta previsión ya da la pista de que el próximo año se mantienen la mayoría de rutas con inicio en la ciudad, y se agregan otras. Entre las más destacadas, sin duda, cabe mencionar el regreso de Disney Cruises, que devuelve su Magic a la capital catalana, tras su ausencia en el 2012, con rutas todo el verano. La gran apuesta de esta temporada son los itinerarios cortos, para dar a conocer el producto a todos aquellos que, por disponibilidad o presupuesto, no tenían acceso otros años a sus rutas de 11 noches. En cambio, este año dispondrán de propuestas de siete y de cuatro noches. Fuentes de la representante de la naviera en España, Un Mundo de Cruceros, indican que los minicruceros Disney serán un reclamo para españoles y europeos, donde descubrirán esta modalidad de travesía temática, pensada para los niños (llena de personajes de la factoría de ficción y juegos y propuestas interactivas), pero también con espacios reservados a los adultos y una alta calidad de servicios.

Cambio de estrategia.

Una de las empresas más potentes del sector, Royal Caribbean, cambia de estrategia en el 2013 y ya no ofrecerá salidas desde Málaga y Valencia, centrando sus operaciones desde Barcelona. Allí repite su exitosa apuesta de los últimos años el Liberty of the Seas, uno de los mejores barcos familiares que surcan el Mediterráneo, con rutas de ocho días, además del Serenade of the Seas, con travesías de 13. Su compañía hermana, versión premium, Celebrity Cruises, incorporará a su despliegue continental el Reflection, inaugurado recientemente, con salidas desde Italia. En cambio, la naviera llevará a Barcelona el flamante Equinox, con rutas que irán hasta Grecia y Croacia.

MSC sigue su fulgurante renovación de flota con un nuevo estreno, el Preziosa, previsto para el próximo marzo, con rutas mediterráneas y escalas españolas. Con la particularidad de que el buque gana espacio para la zona exclusiva Yatch Club, con servicios de lujo en un área de acceso limitado, en el marco de un barco gigante. Y también NCL consolida a su gigante Epic en Barcelona, con la expectativa de la naviera de ganar un 8% de pasajeros durante el próximo año, mientras que se lleva su próximo estreno, el Breakaway, al Caribe. Costa Cruceros reforzará su presencia en Barcelona con las salidas invernales y continuas de Costa Pacífica y Costa Mágica. Princess incrementará la oferta en el Mediterráneo con el novísimo Royal Princess, con inicios o finales de ruta desde Barcelona, mientras que Holland America intensifica sus rutas desde la capital catalana, de donde zarparán en diversas salidas el Ryndam y el Noordam, con la presencia destacada de su gran joya, el espectacular Nieuw Amsterdam.

El lujo sigue en auge.

Si algo ha cambiado en el sector en los últimos años, además de la popularización de los cruceros, ha sido el descubrimiento a nivel nacional, del crucero de lujo, como paso avanzado de los que ya han probado otras tipologías de barcos, o como referente de los que quieren un servicio exclusivo. Una singularidad que sumada al atractivo de España como país de inicio de rutas, ha hecho que las cifras de casi todas las navieras de prestigio tendiesen al alza, según confesaron sus representantes en el reciente International Cruise Summit celebrado en el mes de octubre en Madrid, bajo la batuta de Cruises News Media Group.

Paul Nuyens, que dirige la expansión de Seadream Yatch Club en España, Benelux y Portugal, destacó que su compañía, con dos pequeños cruceros-yate de 112 pasajeros y 95 tripulantes, donde estos navegan en mayúsculas y tienen acceso incluso a deportes acuáticos y servicios y excursiones exclusivas, ha doblado su mercado en España. El experto augura un importante crecimiento de esta categoría top, en barco pequeño y personalizado, “porque la gente busca nuevas experiencias”.

Una de las razones del auge de esta rama de mercado es que incluyen en su tarifa infinidad de extras: los vinos y licores (en algunos casos incluso botellería premium), infinidad de servicios y muchas veces las excursiones, de modo que la cuenta final no arroja sorpresas, y muchos cruceristas hacen números y llegan a la conclusión de que el lujo en mayúscula no está tan alejado de la factura final de un crucero más popular. Eso sí, la crisis ha alterado también los precios de esta gama, hasta el punto de que este año se han contratado viajes de élite incluso a 1.800 euros.

Compañías míticas como Cunard, madre del Queen Mary II, han sabido adaptar sus propuestas a los nuevos tiempos, explicó en el Cruise Summit Agustín Quesada, director de Mundomar, que representa a la naviera en España. En sus barcos es posible desde dar la vuelta al mundo en una suite real por 250.000 euros, hasta viajar en un camarote estándar por 1.300, una semana, y con el mismo nivel de servicio y gastronomía. La bajada de precios por la crisis ha favorecido su crecimiento en España, destacó.

Emoción.

También la directora de ventas de Silversea en España, Francia, Mónaco y nuevos mercados, Silvia Semeria, destacó que la coyuntura económica ha llevado a poner más atención a los precios en España que en otros mercados, a la hora de vender las plazas para sus seis barcos de no más de 500 pasajeros, enfatizando que más que cruceros lo que se ofrece son “experiencias únicas”.

Desde Regent Seven Seas, la directora de Ventas y Márketing en Reino Unido y Europa, Cecilia Abert, insistió en que los cruceros de lujo ya no son solo para millonarios, sino también para un público más amplio que puede permitirse esa “emoción” cada cierto tiempo. Argumento que comparte Juergen Stille, director de Ventas en Europa continental de NCL, en cuyos barcos populares hay zonas acotadas de villas y servicios de prestigio. Este tipo de privilegios dentro del viaje generalista, congrega tanto a jeques como a viajeros en luna de miel, con la posibilidad de combinar la intimidad de sus áreas con la animación del resto del barco. Una apuesta que comparte con el Yatch Club de MSC, que inventó estos espacios para dar respuesta a los viajeros que pedían servicios más personalizados, pero sin estar aislados del resto del mundo, explicó su director comercial en el sur de Europa, Leonardo Massa. No obstante, esa porción solo representa unas 800 de las 38.000 camas con que cuenta su flota, dijo.

Guerra de precios.

Otro de los temas que planean continuamente sobre el sector son los efectos de las superrebajas que han experimentado los cruceros en los últimos años, con especial resonancia en España. ¿Es viable el negocio a medio plazo? Para muchas navieras, la crisis y la fuerte competencia de rutas mediterráneas ha llevado a precios chollo que a veces resultan increíbles, pero amenazan con conllevar una caída de la calidad. El director de MSC Cruceros en España, Emiliano González, ponente en el Summit junto con los principales líderes del sector, fue contundente al señalar que es imposible continuar con la actual política general de precios. “No puede ser que una cena en Madrid o Barcelona sea más caro que lo que se paga por una noche de crucero”, que incluye todas las comidas, transporte y alojamiento, razonó. El directivo insistió en que el público ha de estar mejor informado, a la vez que el canal distribuidor, sobre lo que es el producto crucero, para aprender a valorarlo.

Un argumento que compartió con Pedro Costa, de Iberocruceros, quien admite que el crucero “sigue en expansión”, pero ha entrado “en una espiral de precios donde se pierde de vista el valor del producto”. Desde Pullmantur, Sonia Prieto, directora de Ventas, agregó que “si no se hacen las cosas bien” es probable que a corto plazo se reduzcan los barcos en el Mediterráneo. Y Gabriel Subías, consejero delegado de Barceló Viajes, insistió en que la recesión económica ha hecho bajar la demanda y será necesario que oferta y demanda se ajusten para mantener unos “precios sanos”.

Incluso Carlos López, director comercial de Costa Cruceros, en la misma mesa de debate, admitió que habrá que revalorizar el producto, aun cuando el naufragio del Costa Concordia ha llevado este año a rebajar los precios para llenar sus barcos. La empresa tiene claro que los viajeros, pese al incidente, no tienen miedo a viajar y confían en la naviera. No obstante, el cliente “es muy sensible al precio”, advirtió.

Unos y otros ponentes del simposio, que atrajo a cientos de participantes de toda la industria, agentes de viajes y puertos, pusieron el dedo en la llaga sobre las diferencias entre el pasaje por nacionalidades, siendo españoles e italianos los que se caracterizan por un menor gasto a bordo (bebidas, excursiones, servicios, tiendas…), donde se maneja el negocio real del sector. Esa es la razón por la que la guerra de precios es tan peligrosa en España para las navieras, mientras que en EEUU, por ejemplo, se ve compensada por el dispendio interno de los cruceristas. En este sentido, Jesús Juárez, director de Halconviajes.com-Viajes Ecuador, defendió que es necesario que el cliente esté informado de lo que pagará en un crucero y en qué concepto, para evitar que se sienta defraudado, “sin disfraces en el precio”.

Por el momento, y ante las alertas de navieras y operadores, todo juega a favor para que los cruceristas sean los principales beneficiarios de una oferta de itinerarios, barcos de última generación y precios anticrisis, sin precedente en la historia del sector. Una ocasión que las compañías esperan que se salde con futuros adictos a este tipo de vacaciones.

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • tumblr
  • rss
  • pinterest
  • mail

Publciado por: Destinos

There are 0 comments

Leave a comment

Want to express your opinion?
Leave a reply!