LAS 17 PLANTAS del AC Milano, ubicado en pleno corazón comercial y de la moda de la ciudad italiana, le acreditan como un mirador excepcional y punto de encuentro ineludible. Se trata de un edificio emblemático, totalmente remodelado, que alberga el primer hotel de la división Grand Class de la cadena en Italia. Este cuatro estrellas de 160 habitaciones –4 de ellas son suites–, ofrece prestaciones de alto nivel, como conexión a internet de alta velocidad wi-fi, minicadena y TV de plasma con más de 20 canales. Los baños están concebidos para dispensar la máxima comodidad y confort. Las suites, de mayores dimensiones, disponen de salón independiente, televisión de plasma de gran formato, bañera con hidromasaje, ducha con vistas y atenciones especiales, como juego de albornoz y zapatillas y caja de chocolatinas. Las zonas comunes del AC Milano se convierten en punto de encuentro y esparcimiento donde poder disfrutar de la tranquilidad de la biblioteca repasando la prensa diaria u ojeando alguno de los libros seleccionados, pasar un momento entretenido viendo la televisión en la zona audiovisual, hacer gestiones de última hora en la zona business, o simplemente relajarse con un capuccino o un cóctel en el bar. Fiel a la concepción de la división Grand Class de AC Hotels, caracterizada por su estilo urbano y cosmopolita, AC Milano se perfila como el hotel idóneo para viajes de negocios por su cercanía a las principales zonas de interés empresarial, y también para la organización de encuentros de trabajo. Entre otros servicios, el hotel dispone de un gran salón, con capacidad para 100 personas, y dos salas de reuniones adicionales equipadas con tecnología punta, además de la gama de Business Facilities, como alquiler de equipos informáticos, traducción de documentos, contratación de azafatas y secretarias, etcétera.También destaca el room service 24 horas y un completo fitness center, con varias cabinas de masaje. Los trabajos de rehabilitación e interiorismo llevados a cabo en el edificio plasman claramente la personalidad propia de la cadena. El resultado, un espacio sorprendente, mágico, con todos los detalles AC.