LOS PASAJEROS que embarquen en los vuelos B767 y B777 de Austrian Airlines hacia destinos de larga distancia se encontrarán con una atmósfera completamente distinta. Además de un trato por parte de la tripulación que quiere marcar la diferencia por su calidad y su carácter personalizado, los asientos recién renovados y aptos para dormir ofrecen un mayor confort y un sinfín de posibilidades. Diseñados especialmente para Austrian Airlines y construidos únicamente con materiales de primera clase, los nuevos asientos ofrecen una amplia gama de posiciones tanto para sentarse como para tumbarse y dormir tranquilamente. Para asegurar la relajación completa, el pasajero puede incluso activar la función integrada de masaje con tan solo pulsar un botón. Con ellos, los pasajeros dispondrán de un espacio personal que les permitirá llegar a su destino relajados y descansados. Además, también disponen de una amplia zona para almacenar los documentos de trabajo, el ordenador portátil o la lectura preferida del viajero, pudiéndose convertir en un espacio personal de confort, casi como si el cliente estuviera en su propio hogar.

MENÚS SALUDABLES
Sentirse bien está relacionado también con una nutrición equilibrada. En este sentido, la compañía ha encargado recientemente a varios cocineros de todo el mundo la creación de menús sabrosos pero a su vez saludables. La oferta culinaria se complementa con la presencia de un chef y un sumiller a bordo que garantiza el perfecto toque final. Además, también se ofrece a bordo una amplia variedad de cafés y repostería vieneses. A todo esto, los usuarios de la nueva Business Class pueden escoger entre 18 canales de vídeo y disfrutar de las nuevas pantallas instaladas a bordo, que permiten recrear la sensación de estar en un cine personalizado. Esta sección interactiva ofrece una amplia selección de películas, desde clásicos a los últimos estrenos, los juegos más populares y muchos otros servicios. Con todo, la Business Class de Austrian Airlines (www.austrian.com) ofrece el espacio deseado por los viajeros: ya sea una oficina para seguir trabajando, un rincón de descanso o un buen restaurante para cenar.

CUIDAR A LOS PASAJEROS
Por todas estas razones no es de extrañar que la nueva estrategia de la compañía se presente bajo el lema we care, que significa Nosotros cuidamos de nuestros pasajeros. En este sentido, y en la carrera de las compañías tradicionales por diferenciarse de las aerolíneas de bajo coste, Austrian Airlines opta claramente por la calidad en el servicio y el trato dispensado a sus clientes. Así, cada uno de los empleados de la empresa tiene como objetivo conseguir que los pasajeros se sientan tan bien atendidos que no puedan evitar que una sonrisa asome en sus caras. Por ello, el otro lema de la empresa es Vuele con una sonrisa. El objetivo final: que el viaje deje de ser un simple trámite para convertirse en un atractivo más de las vacaciones.