QUEDAN MUY POCOS

meses para que dé comienzo el gran espectáculo del fút- bol. Desde que en el 2002 el Comité Eje- cutivo de la UEFA eligiera a Suiza y Aus- tria como sedes organizadoras para la celebración de la Eurocopa 2008, Austria se ha preparado a fondo y hoy da los úl- timos retoques a sus instalaciones depor- tivas y se acicala para ser un país todavía más bello de lo que siempre fue dispo- niéndose a recibir a los miles de visitan- tes que este verano disfrutarán del espec- táculo deportivo más importante tras los Juegos Olímpicos y el Mundial de fútbol.

El partido inaugural enfrentará en el es- tadio St. Jacob Park de Basilea el 7 de ju- nio a las selecciones de Suiza y la Repú- blica Checa. En Austria, las ciudades de Klagenfurt, Innsbruck, Salzburgo y Viena fueron las elegidas por la Federación Aus- triaca para disputar algunos de los en- cuentros y será en el Ernst Happel Sta- dion de la capital, con una capacidad para 50.000 espectadores, donde se celebra- rá la final del torneo y la ceremonia de clausura el 29 de junio con un espectá- culo donde no faltarán los fuegos artifi- ciales, la música y las actuaciones.

 GRAN OFERTA CULTURAL

Durante el mes de junio Austria se con- vertirá en el gran escenario mundial al que una vez levantado el telón se asomarán más de ocho billones de espectadores que a través de los medios de comunica- ción contemplarán y conocerán este be- llo país de transparentes lagos y monta- ñas nevadas, de palacios barrocos recorri- dos por románticas historias de amor, cu- na de los más grandes compositores y maestros de la pintura y donde la gastro- nomía está marcada por su deliciosa re- postería y las mil y una formas de prepa- rar el ya famoso café vienes. Porque no todo será fútbol. La gran organización de este evento ha preparado un sinfín de ofer- tas culturales y lúdicas con exposiciones, conciertos y espectáculos siempre den- tro del marco deportivo y para ello se han situado grandes pantallas a lo largo de las principales calles de las ciudades des- de donde se retransmitirán todos los encuentros.

En el estadio Tivo- li-Neu de Innsbruck, capital de la re- gión del Tirol, se jugarán tres parti- dos de la se- mifi- nal. Esta ciudad montañosa situada en el corazón de los Alpes fue elegida por su gran tradición deportiva. En dos ocasio- nes fue la anfitriona de los Juegos Olím- picos de Invierno, y en ella se celebran los Mundiales de hockey, las carreras de es- quí de la Copa del Mundo y el famoso sal- to desde el trampolín de Bergisel.

Duran- te el invierno nueve estaciones de esquí con altitudes de hasta 3.200 metros son el reto para los grandes amantes de es- te deporte. Durante el resto del año per- manecen operativas como lugares per- fectos para hacer senderismo, bicicleta de montaña o alpinismo. A la estación de Seegrube, con 1.905 metros de altitud, se puede acceder desde el centro de la ciudad en el recién inaugurado tren funi- cular diseñado por la arquitecta Iraki Za- ha Hadid a quien también se debe el di- seño de la vanguardista pista de Bergisel. La vista de toda la ciudad de Innsbruck desde la cima es espectacular. Pasear por la ciudad contemplando al- gunos de los palacios y edificios barrocos y góticos fruto del paso de la dinastía de los Habsburgo y perderse por las peque- ñas callejuelas medievales es una delicia que no hay que perderse. En la Marie The- resien Strasse, principal arteria peatonal de la antigua ciudad, se encuentra el fa- moso tejadillo de oro de un edificio que situado estratégicamente en una encru- cijada de calles servía al emperador Ma- ximiliano I para contemplar los torneos y el bullicio de la ciudad. Hoy Innsbruck es una ciudad rebosante de vida, llena de ca- fés, terrazas, restaurantes y comercios con los diseños más vanguardistas y don- de la noche cobra vida en los locales de moda. Porque si algo tiene esta ciudad es que es acogedo- ra, deportis- ta y diver- tida.