Por @AlvaroLaforet

La semana pasada Ligeresa, como parte de su estrategia de comunicación, ofreció gratuitamente al público y a sus seguidores de Madrid y Barcelona, “Monólogas”, un espectáculo de y para mujeres que deciden por ellas mismas. Se trató de una representación con carácter exclusivamente benéfico ya que el público que asistió a este espectáculo gratuito pudo realizar un donativo voluntario al finalizar la obra.

La recaudación se destinó al programa “Amiga” de la Fundación Ana Bella  dirigido a mujeres en riesgo de exclusión a causa del maltrato. El programa provee a las mujeres con viviendas de apoyo, ayuda emocional y psicológica, ayudas económicas en forma de material, ropa o manutención y aporta acompañamiento por voluntarias supervivientes a aquellas mujeres que necesitan ayuda para dar el paso que las libere de los malos tratos.

Ana Palencia, directora de comunicación y RSC de Unilever España, ha explicado que “Ligeresa ha elegido a la Fundación Ana Bella porque conciben la ayuda a la mujer maltratada desde el punto de vista de la supervivencia, mirando al futuro con positividad, y esto es precisamente lo que queremos transmitir con nuestra campaña: optimismo a las mujeres para vivir su vida como ellas decidan”.

La Fundación Ana Bella nace para visibilizar y ayudar a las mujeres maltratadas que no se atreven a denunciar y para apoyar en su proceso de empoderamiento a las mujeres supervivientes que siguen en riesgo de exclusión por haber sido maltratadas. Se trata de una red natural de mujeres supervivientes que usan su hermandad, su empatía y su testimonio positivo de superación para acompañar a mujeres maltratadas hacia una vida digna y feliz en igualdad.