Por Álvaro Laforet
@alvarolaforet

La forma de viajar está cambiando y dónde alojarse, también. Cada vez más, son más personas que prefieren alternar el hotel con los apartamentos turísticos. Las dos fórmulas son muy cómodas pero los pisos de alquiler de corta duración, pueden que den una mayor privacidad y más libertad en horarios.

Desayunar en pijama lo que tu quieres, previa compra en el supermercado, como si estuvieras en tu casa es el punto de inflexión que marca esa diferencia respecto a otras alternativas de alojamiento. Para muchas familias que viajan con menores es una opción muy cómoda.

Otra de las razones por las cuales muchos viajeros prefieren apartamentos turísticos, se debe a que prefieren cocinar en casa sin limitaciones de horarios.

Salir a comer o cenar a restaurantes es parte de la experiencia cuando se visita un destino, pero a veces la experiencia gastronómica se puede tener en el mismo apartamento.

¿Cuántas veces se viaja a otros países y los productos que se venden en el supermercado son diferentes?

Una de las cadenas hoteleras españolas que apostó por este tipo de alojamiento alternativo, fue Room Mate Group creando Be Mate de la mano de Kike Sarasola.

En estos últimos años, Be Mate ha apostado por expandir su negocio por todo el mundo. Desde Madrid, pasando por Barcelona, Roma, París o Nueva York, entre otros destinos.

Blasco de Garay 32, es uno de los apartamentos insignia de Be Mate. Está situado en el corazón de Madrid. Esta localización cuenta con 18 apartamentos decorados por el célebre decorador Luis Gracia Fraile. Están completamente equipados, con wifi, cocina completa, limpieza o asistencia 24 horas.

Los apartamentos turísticos son una gran alternativa para viajar a tu manera y sin limitación de horarios.

Más información:

Be Mate https://bematecorporate.com/

Localización Blasco de Garay

c. Blasco de Garay 32, 28015, Madrid

Metro

Líneas 2, 3, 6
Argüelles, Moncloa, San Bernardo

Bus
Líneas 1, 2, 21, 44, 133, 138, C1, N21

Aeropuerto
Adolfo Suárez Madrid-Barajas
26 km de distancia (25 minutos en coche)