La bahia de Paraty es uno de los lugares más hermosos del litoral brasileño

ParatyFundada en 1667 en torno a la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, patrona de la ciudad, Paraty es uno de los enclaves más hermosos del litoral brasileño. Ubicada en el estado de Río de Janeiro, entre las capitales de Río de Janeiro y Sao Paulo, aúna lo agreste de la selva tropical con la majestuosidad del mar y las playas de arena blanca. Considerada Patrimonio Histórico Nacional, conserva numerosos encantos naturales y arquitectónicos. Las calles empedradas del centro histórico, por las que no pueden circular los automóviles, constituyen uno de sus principales atractivos. Pasear por ellas sin prisas, a un ritmo pausado, lento, parsimonioso, permite descubrir no solo el embrujo de esta ciudad colonial, sino también disfrutar y participar de su variado comercio y de sus singulares expresiones artísticas y culturales.

Imaginar cómo era y cómo se vivía en el Brasil antiguo no es un ejercicio complicado. Basta contemplar las construcciones y las iglesias concentradas en el centro histórico de la ciudad, un reducto que transporta al visitante a la época en que los piratas merodeaban estas costas para hacerse con el oro y las piedras preciosas que se embarcaban rumbo a Portugal. Afortunadamente, esos tiempos pasaron a mejor vida y hoy solo se rememoran a través del celuloide.

Precisamente, Paraty ha sido escenario de rodajes de películas, documentales, novelas, series, programas de televisión, reportajes turísticos, de moda, e incluso videoclips musicales. Por la ciudad brasileña han desfilado desde actores como Sonia Braga y Marcello Mastroianni hasta cantantes de la talla de Mick Jagger, líder de los Rolling Stones.

Pero los encantos de la localidad brasileña no terminan en su brillante legado arquitectónico colonial y su prestigio como plató cinematográfico. También destaca por su riqueza natural y paisajística, fruto de su privilegiada situación geográfica. La bahía de Paraty alberga un total de 43 playas y 50 islas. Esta, a su vez, pertenece a la bahía de Ilha Grande, que se caracteriza por sus aguas cristalinas y en permanente calma. Toda una invitación a disfrutar del baño en el mar y de la práctica de los deportes náuticos.

Paraty, capital del buceo

Precisamente, muchos consideran a Paraty como la capital brasileña del buceo. Sus aguas transparentes y tranquilas permiten iniciarse en esta actividad –la región está llena de operadores que ofrecen este servicio– para descubrir las bellezas y los misterios del mundo submarino. Ilha dos Ganchos, Comprida, Sernambi, Algodao, Catimbau, Deserta, Ratos y Meros son los principales centros de buceo. Los amantes de los deportes náuticos también pueden optar por la navegación a vela, realizar excursiones en barco para conocer algunas de las islas y playas más bonitas de la bahía de Paraty, o decantarse por el espectacular circuito de las cascadas, que recorre varias imponentes caídas de agua.

Otros puntos de interés de la bella localidad brasileña son las visitas a varios parques y reservas naturales, que muestran su exuberante vegetación; a los alambiques de fabricación de aguardiente (cachaça); a las exposiciones de orquídeas y plantas ornamentales; y la obligada excursión a Vila da Trindade, uno de los conjuntos de playas más bonitos del mundo.

Alojamiento y gastronomia en Paraty

Alojamiento y gastronomía son dos aspectos fundamentales para guardar un grato recuerdo de la estancia en una ciudad. Paraty dispone de varias opciones en materia de hospedaje. Por un lado, cuenta con posadas antiguas con decoración del siglo pasado que ofrecen un servicio de alta calidad. Por otro, existen alojamientos más modernos que incluyen piscina y televisión por cable. Es importante apuntar que el visitante tiene la posibilidad de hospedarse en pleno centro histórico de la ciudad, donde se concentra la mayor actividad de la localidad, o un poco más alejado. Esta segunda opción es más tranquila y favorece el descanso.

Por lo que respecta al apartado gastronómico, Paraty alberga una gran variedad de restaurantes, desde los que elaboran una cocina más sofisticada a los que practican un estilo culinario más popular.

La cocina regional es rica en especialidades de mariscos y pescados, que se suelen acompañar con diferentes vinos argentinos y europeos. Para los amantes de la fiesta, la vida nocturna comienza después de la cena en locales que apuestan por la música en vivo y las actuaciones de pinchadiscos que animan la velada hasta bien entrada la madrugada.

Viajar a Brasil

Datos generales:

  • Estado: Río de Janeiro
  • Superficie: 917 km2
  • Población: 30.920 habitantes.
  • Altitud: 5 m
  • Moneda: Real
  • Idioma: Portugués

Volar a Brasil:

Iberia ofrece dos vuelos diarios entre Barcelona y Sao Paulo, y otro vuelo diario entre Barcelona y Río de Janeiro
La clase Business Plus de Iberia ofrece, además, butacas que se hacen camas y entretenimiento a la carta.
Más información www.iberia.com