A VECES,

las cosas sencillas pue- den ser más complicadas de lo que parecen. El usuario habitual de los vuelos de British Airways segura- mente habrá descubierto que la tri- pulación luce un nuevo uniforme desde hace cierto tiempo. Fin de la historia para algunos. No obstan- te, el proceso para la creación del nuevo vestuario del personal de la aerolínea británica ha durado prác- ticamente tres años y ha requerido la participación de los propios usua- rios. Además, la compañía eligió al diseñador de los nuevos modelos, Julien Macdonald, a partir de una lista de 15 diseñadores internacio- nales que presentaron sus distintas creaciones y propuestas. Este gusto por el diseño y la mo- da ha sido una constante desde los años 70.

Fuentes de la compañía aseguran que designar a un diseña- dor de prestigio para la creación de los uniformes ha contribuido a la construcción de una potente ima- gen de marca a lo largo de la histo- ria de British Airways. Por otra par- te, ha permitido que el personal de la aerolínea se sienta orgulloso y se- guro en sus puestos de trabajo. El proceso para la creación de los nuevos uniformes comenzó en oto- ño del 2000, cuando la compañía envió alrededor de 30.000 cuestio- narios a los usuarios habituales de los uniformes para que aportaran su punto de vista. Tres diseñadores quedaron finalistas de entre un to- tal de 15. El último paso consistió en exponer su concepto sobre có- mo tenía que ser el uniforme de la tripulación. Macdonald fue elegido por que su creación se acercaba más a la identidad corporativa.

El hecho que la com- pañía aérea ha puesto siempre el acento en la moda para diseñar sus uniformes queda reflejado en el museo que British Air- ways tiene en el aeropuer- to londinense de Heathrow. En sus salas, la compañía muestra la evolución de los uniformes desde su creación hasta la actualidad. Basados siempre en los colores tradi- cionales –rojo, blanco y azul– cada década ha aportado sus matices. Así, a finales de los 60, las faldas se acortaban y, en los 70, la moda espacial quedaba plasmada con líneas rígidas y materiales sólidos.

www.bamuseum.com

 

TEXTO XAVI DATZIRA