RECUERDA

a aquellos dibujos silue- teados que nos repartían en párvulos y que, según nos explicaban, se debían pintar con cuidadito, para no salirnos de los contornos. Y sin dejar ningún es- pacio en blanco. La estética de Jean- Michel Folon (Uccle, 1934-Mónaco, 1995) tenía algo de infantil, aunque es- condía todo un universo personal: su forma de ver o soñar la vida. Cuentan que la fama le llegó un poco por sorpresa, gracias a unas acuarelas que envió a las revistas americanas The New Yorker, Esquire y Horizon. Cayeron en buenas manos, y en cuestión de poco tiempo, se encontró imaginando algunas de las portadas de Time. Ilustró textos de Kafka, Borges o Bradbury, antes de ha- cer lo mismo con los de Jacques Prévert en 1979.

Y en 1988, Amnistía Internacio- nal le encargó otra ilustración de gran éxi- to: la de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Intervino como es- cenógrafo teatral y operístico, recrean- do visualmente el universo sonoro de Stra- vinski, imaginando colores crepusculares para la Venecia de Goldoni o interiores de fiesta para el París de La Bohème. El di- señador, cartelista, escenógrafo, pintor, escultor y grabador también se atrevió con los murales, como el que hay en la estación de Montgomery del metro de Bruselas. Y con las vidrieras de la iglesia del pequeño pueblo de Burcy: como for- ma de pago, exigió a cambio el derribo de un depósito de agua cercano que, a su parecer, afeaba el lugar. Lo que se di- ce todo un personaje.

TODO BIEN ATADO

 En el año 2000 Folon inauguró una fun- dación bajo el mismo nombre en el cora- zón del parque Solvay de La Hulpe, un es- pacio verde de 227 hectáreas de gran simbolismo durante la infancia del artis- ta. Imaginado por él mismo, este lugar presenta más de cuarenta años de crea- ción en un entorno vivo y original, en el que el artista abre el libro de su vida a tra- vés de las 300 obras expuestas. Y es esta fundación, junto a la Oficina de Promoción Turística de Valonia-Bru- selas, la que propone –del 25 de abril al 28 de septiembre del 2008– una excep- cional retrospectiva dedicada al artista, un fabuloso itinerario cultural para des- cubrir o recordar las diferentes caras del talento multiforme de Folon. Una ruta que descansará sobre la fundación –con una exposición de 40 esculturas repartidas por todo el parque Solvay– y varias ex- posiciones temporales en diferentes ciu- dades belgas.

En Bruselas, por ejemplo, podrá reali- zarse un recorrido urbano que pasa por varias esculturas repartidas por la ciu- dad, así como asistir a la exposición Acuarelas y pinturas, en el espacio Wallo- nie-Bruxelles. La ciudad de Louvain-la-Neuve es la es- cogida para albergar, en el Aula Magna, una exposición sobre Folon y las artes del espectáculo. Y Waterloo la sede de la Ex- posición de pósteres en los Establos. Na- mur es otra de las metrópolis donde se han programado varias actividades: un re- corrido urbano, una exposición temporal de pósteres en el Parlamento valón, una muestra de pequeñas esculturas de bron- ce y grabados o un festival con pelícu- las en las que Folon tuvo un papel. Mar- che-en-Famenne, Durbuy, Seneffe, Knokke o Amberes son otras de las pa- radas obligadas de este recorrido. Luga- res iluminados por la presencia del artis- ta, aunque solo sea a través de su polifacética obra.

OFERTAS HOTELERAS

alojamiento Para que los visitantes puedan acceder a todo el circuito a su ritmo, varios hote- les de calidad se han asociado ya con el proyecto, ofreciendo ofertas y paquetes especiales. Situados precisamente en los principales polos turísticos donde se de- sarrollan los eventos relacionados con Fo- lon 2008, son también el punto de partida idóneo para escaparse y conocer Valonia y Bruselas. Hasta el mo- mento, los socios son el Hotel Pro- gress, el NH y el Novotel (en Bru- selas); y el Dolce la Hulpe Brus- sels, el Château de Namur, el Quar- tier Latin y el Sanglier des Arden- nes (en Valonia).

TEXTO ALBERTO GONZÁLEZ