EL INVIERNO madrileño tiene un sabor especial. En esta época del año, la capital dispara su oferta cultural, gastronómica y de entretenimiento. Es una oportunidad única para disfrutar de los paseos por las zonas monumentales, ir de compras por las calles más famosas y por los mercadillos más encantadores, degustar unas tapas en afamados rincones y, sobre todo, descubrir el espíritu navideño de Madrid al contemplar la belleza de la imponente iluminación. Y por el alojamiento no hay por qué preocuparse. El Gran Hotel Conde Duque ofrece al viajero la posibilidad de descansar en uno de los establecimientos más castizos y confortables de la capital.

Además, el hotel cuenta con un atractivo Paquete Cultural con tentadoras propuestas. Una de ellas llega de la mano de los 45 bailarines del Ballet Imperial Ruso. La compañía, dirigida por Gediminas Tarandá –antiguo solista principal del Teatro Bolshoi de Moscú–, aterriza en pleno invierno con dos títulos que maravillarán al público madrileño. El Teatro Compac Gran Vía acoge la representación de El Cascanueces desde el 20 de diciembre hasta el 8 de enero. Y El Lago de los Cisnes desplegará su historia de amor en el mismo escenario del 10 al 22 de enero del 2012.

Por otro lado, todos los que quieran aprovechar la escapada a la capital para realizar las compras navideñas, lo tienen muy fácil con Gran Hotel Conde Duque. El establecimiento pone a su disposición los servicios de Clara Balonga, personal shopper del alojamiento. Una asesora que llevará a los que así lo deseen de compras gratis por la ciudad.

Esta nueva propuesta incluye una reunión con Clara, quien diseñará una ruta personalizada de las tiendas que mejor satisfagan los gustos y necesidades de los compradores, además de acompañarlos al día siguiente durante la jornada de compra. De este modo, los afortunados contarán con el apoyo constante de Clara, que les informará de qué prendas le sientan mejor y cuáles son las tendencias de la temporada.