Por Álvaro Laforet | @alvarolaforet

A punto de cumplir 50 años, Can Fusté se ha convertido en un referente de la cocina tradicional barcelonesa. Nació en el distrito de “Les Corts” en 1973. Desde sus orígenes apostó por la comida tradicional con productos de calidad y proximidad.

Miguel Plaza empezó con unas pocas mesas y mucho arte culinario. Desde entonces ha sido regentado por su familia. Actualmente, María Plaza junto a Carlos Fernández miman a una clientela fiel, donde es habitual encontrar personajes ilustres especialmente del deporte y de la cultura.

Combinado de nuestro jamón y nuestro lomo ambos ibéricos. Can Fusté. Fotografía Álvaro Laforet ©

Un de sus platos estrella fue su famoso “Pan tostado con tomate” y su jamón ibérico. Can Fusté son especialistas en carnes y pescados a la plancha. En los años 90, el espacio gastronómico hizo una transformación tanto en las cocinas como en la sala, adaptándolo a los tiempos modernos.

Su carta está dividida en “Lo de toda la vida”, en la que propone sus platos más tradicionales, como el jamón de bellota, la ensaladilla rusa, Alcachofritas del Prat fritas o el huevo al revés, entre otras propuestas.

Si habría que sugerir un entrante, si duda el “huevo al revés, cremoso de piel de patata y jugo asado”, así como el “atún rojo en tartar con guacamole y huevas de trucha”.

Can Fusté. Fotografía Álvaro Laforer ©

Los segundos son muy personales y existe una gran variedad, pero el “rape de la costa de Donosti y trinxat de la Cerdanya” o los “mejillones de roca o almejas galegas a la merinera” son dos de las alternativas que más éxito tienen.

A quien prefiere los arroces, el “Arroz seco de Langostino de San Carlos de la Rápita” está delicioso y es uno de los platos preferidos por sus comensales, ya que es un plato preparado con productos de kilómetro 0 de alta calidad. No deja indiferente a nadie.

Fresitas silvestres a la pimienta con helado de vainilla. Can Fusté. Fotografía Álvaro Laforet ©

Para los más golosos, la “tarta de queso de cabra con frutas del bosque” y las “fresitas a la pimienta y helado de vainilla” son dos de sus postres más ilustres y más famosos de Can Fusté.

¿Dónde está?

Gran Vía de Carlos III, 50-52, Barcelona

Teléfono +34 93 339 30 00

canfuste@canfuste.es

www.canfuste.es