Carlota_By_Rodrigo_Stocco_0005El reconocido Alba Paris cambia de nombre y se transforma en un encantador bistró de aires románticos

Su nombre no es casual, y es que este acogedor e íntimo espacio, en pleno corazón del Eixample barcelonés, debe toda su esencia, desde el mobiliario hasta las deliciosas propuestas de su cocina, a su joven chef, la encantadora Carlota Claver; ya que si algo tenía claro la artífice de este restaurante es que quería crear un espacio en el que uno pudiera sentirse como en casa, su casa.

Ahora, el hogareño Carlota abre sus puertas completamente reformado, pero manteniendo el espíritu original de su antecesor, el Alba Paris. El que fuera el pionero restaurante del Grup Alba – que también comprende los restaurantes Alba Granados en Barcelona, y Zuka en Sant Cugat – donde Carlota aprendió los secretos de la buena cocina, la de toda la vida, jugando entre cazos y sartenes a los pies de su abuela Victoria se transforma ahora en un espacio que la propia Claver reconoce como la mejor escuela de cocina, y al que ha sabido dotar de una personalidad muy íntima y familiar.

Su cálida y cuidada decoración transforma el espacio convirtiéndolo en un restaurante íntimo y acogedor donde uno puede sentirse como en casa. Esta sensación no es casual, ya que la propia Carlota es lo que buscaba transmitir a quien visite su restaurante La madera es la gran protagonista del espacio, desde las barricas de vino – homenaje al antiguo Alba Paris – hasta las mesas y sillas que se reparten por los íntimos rincones del local.

Carlota_By_Rodrigo_Stocco_0011La cocina de Carlota Restaurant es, así mismo, heredera de la cocina casera de la abuela Victoria, pero con un importante toque de autor que le ha imprimido magistralmente Carlota Claver. Por ello, al igual que en el Alba Granados, la premisa es clara: cocina sana, sencilla, sin artificios, pero de gran calidad. Una cocina en la que priman las mejores materias primas y los productos más frescos.

Su carta incluye muchas referencias propias de la cocina más mediterránea, tradicional y casera, pero con influencias asiáticas, dándole un toque diferente y original a muchos de sus platos. Verduras de temporada, pescado fresco de lonja y carnes de raza; una extensa carta que incluye propuestas tan apetecibles como sus ya famosos huevos estrellados de gallinas camperas, las croquetas caseras de la abuela Victoria o las exóticas croquetas de atún bluefin, wasabi y huevas de salmón, el refrescante gazpacho de cerezas con micro mezclum y crujiente de salmón, el rigatoni orgánico de quinoa con bull de La Garrotxa y queso de cabra, el arroz del Delta de l’Ebre con conejo, butifarra y sepia, el salmón cocido a baja temperatura con quinoa y alcaparras; y por supuesto su excelente carne roxa de buey que se puede probar en forma de dados, laminado como carpaccio, a la piedra.

Los desayunos y las meriendas de Carlota

Carlota Restaurant permite disfrutar de un horario ininterrumpido con el que poder disfrutar a cualquier hora de su oferta gastronómica. La entrada, cuidadosamente decorada exhibe deliciosas tentaciones dulces y saladas ideales para un desayuno en familia o una merienda con amigos. Auténticas delicias como la tarta sacher, el carrot cake, la tarta tatin, los saquitos de crema pastelera con confitura de naranja y albahaca, o sus deliciosos bizcochos y magdalenas que diariamente se hornean en la cocina de Carlota, son algunas de las propuestas que no hay que pasar por alto.

Es por ello que los desayunos y meriendas de este coqueto restaurante ya se han convertido en parada obligatoria para todos aquellos amantes del dulce. Y es que Carlota Claver, es toda una apasionada de los postres y le gusta sorprender con nuevas recetas y creaciones, con opciones especiales para diabéticos y celiacos, y que ya han conquistado a los vecinos del Eixample.

Carlota_By_Rodrigo_Stocco_0012Carlota Claver

La joven chef catalana se encuentra hoy al mando de las cocinas de los restaurantes del grupo Alba, el ya emblemático Alba Granados y el más nuevo de la familia, Carlota.

Carlota empezó desde muy pequeña a observar a su abuela y a su madre, de las que aprendió muchísimo y con las que adquirió una gran experiencia. Pronto supo que su vocación sería la cocina, y decidió seguir el camino que ya habían tomado años atrás las mujeres de su familia. Tras graduarse con éxito en la escuela de hostelería Hoffman, adquirió experiencia en reputados restaurantes nacionales ( en cuales); y tras formarse como una trabajadora más en el restaurante familiar, Carlota estuvo preparada para afrontar el reto de ponerse al frente de la cocina del Alba Granados, y finalmente dirigir las cocinas de ambos restaurantes.

Hoy, toda esa experiencia adquirida es la base de la cocina de Carlota Claver, a la que ha sabido añadir un toque fresco de autor, adaptando magistralmente y actualizando las recetas más tradicionales.

Carlota Restaurant

C/ Paris 168 | 08036 Barcelona

Información y reservas – 934 309 119 | www.grupalba.com/carlota-restaurant