Cartagena de indiasEn un continente que en épocas de la colonia española contaba con imprecisos mapas e inciertos caminos, Cartagena de Indias se convirtió en un blanco deseado por filibusteros y piratas, pues por sus entrañas circulaba gran parte del oro, las esmeraldas y la plata saqueados al imperio inca.
Con 25 buques y 2.000 hombres, sir Francis Drake atacó y saqueó la ciudad en 1586 para devolverla posteriormente al imperio español a cambio de 12.000 ducados.
Su estratégica ubicación obligó a la fortificación y amurallamiento, y a finales del XVI mercaderes y nobles comenzaron a construir palacetes y viviendas de claro corte andaluz y marroquí a orillas del Caribe colombiano.
Así, interioristas, arquitectos y decoradores han encontrado en el corralito de piedra una musa para sus creaciones y reformas; de la mano, por supuesto, de ese cierto estatus social que otorga el tener una casa en el centro de Cartagena de Indias.

Cartagena de Indias es sin duda también una ciudad romántica, que permanentemente consigue recordar grandes historias de amor como la de Florentino Ariza y Fermina Daza en El amor en los tiempos del Cólera; esa íntima narración de García Márquez que discurre poéticamente por los rincones de esta hermosa ciudad en la que, al igual que en la novela, se puede amar incluso después de haber amado.

Las iglesias han sido restauradas, y sus plazoletas brillan con aires de hidalguía y altivez, mientras que en las estrechas calles viejos balcones románticamente florecidos y portones de zoomorfos aldabones se asoman ante un sorprendido paseante transportado en un coche de época tirado por caballos.
Galerías de arte, sofisticadas tiendas y premiados restaurantes son parte de un marco al que se suman conventos y monasterios convertidos en hoteles de prestigiosas cadenas, y mansiones deliciosamente transformadas en alojamientos boutique.
Los cartageneros son seres felices, un pueblo que con fuerza, tesón y gallardía ha esquivado muchos de los problemas sociales de un país cada vez más seguro y visitado. El número de visitantes extranjeros a Colombia va en constante ascenso, y para muchos Cartagena es la puerta de entrada.

Datos para viajar a Cartagena de Indias:

  • País: Colombia
  • Departamento: Bolívar
  • Región:Caribe
  • Superficie: 609,1 km2
  • Población: 892.545 hab.
  • Moneda: Peso colombiano 

Volar a Cartagena de Indias: 
La aerolínea colombiana Avianca vuela directamente desde Madrid y Barcelona a Bogotá.El enlace a Cartagena se realiza el mismo día.
Más información: www.aviancaeuropa.com