CATALUNYA RECIBE AÑO

tras año a mi- llones de turistas –concretamente, 18,5 mi- llones en el 2004– que acuden a la comu- nidad catalana atraídos por la variedad de su geografía, la historia de sus pueblos y ciudades y la hospitalidad de sus ciudada- nos. Pero en un mundo globalizado como el actual, en el que las distancias parecen cada vez más cortas, son muchos los des- tinos que compiten por un mismo merca- do turístico con bazas similares. Es ahí don- de Catalunya puede y debe marcar las dife- rencias. Y lo está haciendo a través de dos vías. Por un lado, dando a conocer al mun- do su idiosincrasia como país, su lengua, su cultura, sus tradiciones y, en definitiva, todo aquello que lo convierte en un país úni- co en el mundo. Por otro lado, como le co- rresponde a la posición de vanguardia que ocupa en Europa, es capaz de ofrecer unos parámetros de calidad y seguridad al al- cance de pocos destinos turísticos. Este último punto es especialmente rele- vante para las familias que visitan Catalun- ya. Para ellos, es esencial saber que en sus vacaciones disfrutarán de unos servicios tu- rísticos de primer orden, que cubren, con su oferta complementaria, los requerimien- tos de todos los segmentos de edad y que, además, sus vacaciones están garantiza- das por unos servicios sanitarios de calidad o un alto nivel en seguridad ciudadana.

SELLO DE CALIDAD

 Todo ello explica, en gran parte, que el 60% del turismo que visita Catalunya esté for- mado por familias y que desde la Conse- lleria de Comerç, Turisme i Consum se es- té llevando a cabo un esfuerzo en diseñar una marca certificada de calidad para des- tinos especialmente sensibles al turismo fa- miliar, lo cual ya ha desembocado en la creación de la marca Destinació de Turis- me Familiar (DTF). Este sello de calidad re- conoce a los municipios o zonas turísticas catalanas que ofrecen unos recursos y ser- vicios de calidad y especializados en la re- cepción de familias. Esto significa que dis- ponen de una oferta de alojamiento y restau- ración adaptada a las necesidades de las familias, con una gran variedad de propues- tas de ocio y entretenimiento. Los factores más importantes a consi- derar para la obtención de la distinción Tu- risme Familiar son los relacionados con la seguridad, la comunicación y la adaptación de los servicios a la familia. Otros aspectos destacados a tener en cuenta son una es- pecial atención a las normas de seguridad, tanto en espacios públicos como en el alo- jamiento turístico; la oferta de un amplio pro- grama de animación, servicios y activida- des para los niños, o la existencia de unas instalaciones adecuadas para los más pe- queños en zonas públicas, de alojamientos y oferta complementaria.

El distintivo reconoce las zonas catalana más sensibles a turismo familia

DESTINOS CERTIFICADOS

Catalunya cuenta ya con tres destinos cer- tificados con la marca Destinació de Turis- me Familiar. Éstos son Salou, en la Costa Daurada, y Calella y Santa Susanna, en la Costa del Maresme. Otros siete destinos se encuentran en proceso de certificación: Cambrils y Calafell, en la Costa Daurada; Pineda de Mar y Malgrat de Mar, en la Cos- ta del Maresme, y Palamós, Tossa de Mar y Blanes, en la Costa Brava. Aunque todos estos destinos están lo- calizados en la costa de Catalunya, el turis- mo familiar no es patrimonio exclusivo de las zonas costeras. Los ejemplos son múl- tiples. El Vall de Boí, en el Pirineo de Lleida, dispone del primer mountain resort familiar de España, en el que el 95% de sus clien- tes son familias. Lo mismo ocurre con las estaciones catalanas de esquí, en las que se practica el esquí en familia en invierno y disponen de numerosas actividades pa- ra niños en verano, o la excelente oferta de turismo rural, una opción cada vez más es- cogida por las familias. A todo ello se une Port Aventura, un resort que incluye el par- que temático del mismo nombre, el parque acuático Caribe Aquatic Park y tres hoteles tematizados y muy pensados para niños. En definitiva, desde la Conselleria de Tu- risme, conjuntamente con los municipios y el sector turístico, se está trabajando en per- feccionar esta oferta, distinguirla con el se- llo de calidad Turisme de Destinació Fami- liar cuando así lo requiera, y pro- mocionarla, a través de Turisme de Catalunya, en más de 60 ferias turísticas para ac- ceder a los principales mercados interna- cionales.

www.catalunyaturisme.com 

TEXTO JOAN CABRÉ