Chile, el único

CHILE ES EL ÚNICO país del mundo que se extiende por tres continentes: Suramérica, la Antártida y Asia (la isla de Pascua, en la Polinesia). Los rasgos extremos de su singular geografía muestran los múltiples contrastes que conviven a lo largo del territorio. Las huellas de la colonización aún perduran junto a las costumbres y tradiciones de las culturas autóctonas chilenas y los últimos ejemplos de las ciudades posmodernas.

 En este contexto, Chile ofrece al visitante una gran amalgama de reclamos turísticos, muy diferentes entre sí, y que vale la pena conocer directamente sobre el terreno. Uno de los lugares más soprendentes, fuera del circuito urbano, es el desierto de Atacama, el más árido de todo el planeta, que se extiende al norte de Chile entre los ríos Copiapó y Loa, en la región de Antofagasta y al norte de la región de Atacama, entre la cordillera de los Andes y la costa. En diferentes puntos del desierto viven diversas etnias, que han hecho de esta zona su hábitat natural. Rico en recursos minerales metálicos –cobre, plata, oro, hierro– y no metálicos –litio, boro, nitrato de sodio, sales de potasio–, Atacama es archiconocido mundialmente por albergar destacadas pruebas deportivas, como los rallys Baja Atacama, Baja Chile, Patagonia Atacama y, sin duda, el más laureado del panorama automovilístico internacional, el Dakar, que en su última edición (enero 2009) cambió las dunas africanas por la arena del desierto suramericano, ideal para la práctica de este deporte.

El piloto catalán Marc Coma obtuvo la victoria en el rally en la categoría de motos. La Región de los Lagos es otro de los principales puntos de interés de Chile.

La region de lagos fue creada en 1974, es una de las 15 regiones en las que se divide el país. Con una superficie de 48.583,6 kilómetros cuadrados y una población de 800.000 habitantes, la región está compuesta por las provincias de Chiloé, Llanquihue, Osorno y Palena. Estas, a su vez, están divididas en comunas. Puerto Montt (Llanquihue), ejerce como capital regional.

 Espacios naturales de Chile

La gran extensión latitudinal de la región, la acción de los hielos, la disposición del relieve y la alta pluviosidad son los elementos que explican la presencia de numerosos ríos y lagos. Estos constituyen el principal reclamo turístico de la zona. El Villarrica, el Panguipulli, el Llanquihue, el Rupanco, el Riñihue, el Puyehue, el Palena y Todos los Santos son algunos de los más visitados. Mientras unos están rodeados de frondosos bosques, otros se encuentran situados al pie de volcanes –Lalima, Villarrica, Osorno, Calbuco–, de cuyas laderas brotan innumerables fuentes termales. Para descubrir los atractivos naturales de la Región de los Lagos, así como su interesante patrimonio histórico y cultural, es aconsejable seguir alguno de los circuitos turísticos que recorren el territorio lacustre de punta a punta. Pese a la vasta extensión de la región, la proximidad entre el mar, los ríos, los lagos, los volcanes y la montaña facilitan el recorrido y permiten llegar hasta rincones que permanecen aún vírgenes. Desierto y agua. Dos mundos opuestos que, sin embargo, comparten numerosas sensaciones y emociones.