A 2.790 Metros de altura, desde el cerro Champaquí, Córdoba parece al alcance de cualquiera.
Sin embargo, a medida que se desciende y comienzan a diseminarse las cuencas, los desiertos y las salinas, los pequeños riachuelos y las cascadas, el viajero comienza a entender la complejidad de la provincia.

Cultural y turística, tradicional y moderna, industrial y artesanal, este es uno de los centros económicos más importantes de Argentina, tras Buenos Aires, que se encuentra a 710 kilómetros.
Parte de sus valles productivos se dedican al cultivo de hierbas aromáticas y a la elaboración de productos gastronómicos regionales como el alfajor cordobés o los sabrosos embutidos y chacinados (especialmente el salame).
Las pinturas rupestres, los morteros y conanas, las cuevas y hallazgos arqueológicos son inigualables museos al aire libre que se complementan con el importante legado cultural de sitios que albergaron parte fundamental de la historia argentina: estancias, iglesias y museos, muchos de los cuales integran las misiones jesuíticas guaranís, declaradas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

En 1599 los jesuitas se asentaron en Córdoba capital, en el solar cedido por el cabildo de la ciudad, donde existía desde 1589 una pequeña ermita que pronto resultó insuficiente para albergar a religiosos, estudiantes y fieles. Por ello, a partir de 1606 comenzaron las obras de edificación que darían forma a la actual Manzana Jesuítica.
Sucesivamente se agregaron construcciones destinadas al Colegio Máximo (1610), la universidad (1622), el Real Colegio Convictorio de Nuestra Señora de Monserrat (fundado en 1687 pero instalado en su actual emplazamiento en 1782) y el noviciado (hacia 1710).
La iglesia y la Capilla Doméstica fueron construidas entre 1644 y 1671. Las estancias jesuíticas de Córdoba son una muestra singular de la organización productiva de los religiosos de la Compañía de Jesús en el país, que ha llegado a nuestros días a través de una arquitectura esmeradamente preservada.
Las estancias de Jesús María, Caroya, Santa Catalina, La Candelaria y Alta Gracia pueden ser recorridas en un circuito de 250 kilómetros por pintorescos caminos serranos. Estos establecimientos rurales del siglo XVII, junto a la Manzana Jesuítica de la ciudad de Córdoba, son considerados monumentos históricos nacionales.

Datos generales para viajar a Córdoba (Argentina):

  • País: Argentina
  • Región: Córdoba
  • Población: 1.300.000 habitantes
  • Superficie 165,321 km2
  • Idioma: Español
  • Moneda: Peso

Cómo llegar a Córdoba (Argentina):
La aerolínea Iberia dispone de tres vuelos semanales que unen la ciudad argentina de Córdoba y Madrid, con cómodas conexiones con Barcelona, gracias a la flexibilidad de vuelos de Iberia para enlazar con los vuelos transatlánticos.
El trayecto se realiza sobre modernos Airbus A340, que disponen de gran clase (Business Plus).
Los precios más flexibles se encuentran en www.iberia.com, donde también se pueden consultar las conexiones con Buenos Aires (dos vuelos diarios).