MIRAMOS EL CALENDARIO

y vemos que agosto es todavía un sueño lejano que, además, ya no es lo que era. ¿Dón- de quedan aquellos veranos en los que el país entero se paralizaba y se des- plazaba hacia las costas? Muy lejos. Hoy día, son pocos los trabajadores que dis- frutan de ese mes por completo. Y es que cada vez más españoles sienten la necesidad de tomarse pequeñas píldo- ras energéticas que les ayuden a man- tenerse a flote el resto del año. Habla- mos de las escapadas. Por su brevedad, este fenómeno puede ser vivido de una forma mucho más intensa que unas va- caciones convencionales. Pero, ¿qué sucede cuando una pun- tualidad se convierte en un fenómeno extendido? Pues vuelta a empezar: to- do un país que se queda paralizado, pe- ro esta vez, tan solo por unos días. Ki- lómetros de retenciones, accidentes, multas, peajes eternos, nervios a flor de piel… cada minuto que pasamos sobre el asfalto nos acerca un poquito más a nuestra odiosa rutina. La necesidad de evitar el coche ha abierto camino a nuevas fórmulas de es- capada. Hacen el agosto las compa- ñías aéreas llamadas low cost que, ade- más del buen precio, ahorran conside- rablemente en tiempo de trayecto. Otra fórmula recoge un tipo de esca- padas donde el trayecto es parte del via- je.

La compañía Royal Caribbean cuen- ta con un producto que responde a esta reciente necesidad: cruceros económi- cos de cuatro o cinco noches, con la ventaja de poder visitar varias ciudades del Mediterráneo en solo cinco días. Des- tinos a los que no soñaríamos llegar con una escapada convencional. Por su precio (a partir de unos 478 eu- ros), estas escapadas se pueden con- vertir en una oportunidad ideal para la gente joven y, en general, para todas aquellas personas que quieran iniciar- se en este tipo de viajes. Royal Cari- bbean propone 14 escapadas de abril a junio desde el puerto de Barcelona con destinos que ya se pueden consultar en www.muchomasqueunaescapada.com.

PODER EXPERIMENTAR

 la sensación de estar más cerca del Polo Norte que de ningún otro lugar, por encima de Si- beria, de Canadá e incluso de la mayor parte de Groenlandia, es posible entre el 17 de junio y el 19 de agosto gracias a la compañía noruega de cruceros de ex- ploración Hurtigruten. Las cinco islas que forman el archi- piélago de Svalbard –que en castellano significa costa fría– pudieron haber sido descubiertas por vikingos o por rusos. Pero, en cualquier caso, dicho hallazgo se otorga oficialmente al holandés Wi- llem Barents, quien en 1596 se topó con estos terrenos insulares en su camino hacia Indonesia en busca de especias y en su intento de encontrar un paso ha- cia los mares del sur por el Ártico. La isla más extensa del archipiélago es Spitsbergen –que vendría a ser algo así como picos dentados–, y su capital Longyearbyen. En su puerto se embar- ca en el M/S Nordstjernen de la naviera Hurtigruten, para iniciar un fascinante re- corrido por la costa noroeste en un bar- co de estilo clásico, que conserva todo el encanto de los antiguos paquebotes. Una vez a bordo, el viajero puede des- cubrir los inmensos atractivos de una is- la que conserva inalterada su increíble belleza natural: grandes colonias de aves marinas árticas, diversas especies de ballenas, morsas y otros mamíferos que habitan el archipiélago, como el zorro ár- tico, el reno de Svalbard (más pequeño que su pariente continental) o el cono- cido oso polar.

 En verano la presencia de hielo en las costas es escasa, pues su derretimien- to da paso a musgos, líquenes y flores multicolores. El sol de medianoche man- tiene la luz prácticamente durante las 24 horas, ofreciendo paisajes de insupe- rable belleza donde abundan los blan- cos, los grises, los azules y los anaran- jados. Los impresionantes fiordos, los glaciares extensos, la tranquilidad del viento helado, la inmensidad de la tun- dra y la escasa población caracterizan el lugar. Y son el mejor recuerdo que uno se puede traer a casa.

GRIMALDI LINES

inaugurará el próxi- mo marzo su nuevo buque insignia, el Cruise Roma, encargado de operar la lí- nea entre el puerto de Barcelona y el de la capital italiana. Una eslora de 225 me- tros, una manga de 30,40 metros y 55.000 toneladas es la carta de presen- tación de este buque de última genera- ción que duplicará en capacidad a sus antecesores, pudiendo alojar a bordo un máximo de 2.300 pasajeros. La nave rea- lizará tres salidas semanales: los mar- tes, jueves y sábados desde Barcelona y los lunes, miércoles y viernes desde Roma. El resto de días, la ruta está ope- rada por la nave Eurostar Barcelona, que realiza el trayecto desde el año 2005. Siempre atento a satisfacer las nece- sidades de sus clientes, el Grupo Gri- maldi se propone como objetivo que la travesía a bordo del Cruise Roma sea lo más agradable, cómoda y divertida po- sible. Un centro de salud equipado con sauna, baño turco, sala de masajes, ya- cusi y gimnasio será el lugar ideal para quienes quieran mimar su cuerpo duran- te el viaje. Los que prefieran broncearse al sol dispondrán de una piscina exterior con un amplio solario, bar y fast food donde relajarse durante la época estival. El elegante salón interior es otra opción para disfrutar de una agradable velada, rodeado de amplios ventanales, desde donde contemplar las espectaculares vistas al mar. La jornada puede finalizar en el Smaila’s Club, con música en vivo, retando a la suerte en el casino o bien bailando en la discoteca, que se en- cuentra cubierta por una cúpula de cris- tal con vistas al cielo. Pero esto no es todo: bares, restau- rante self service, restaurante a la carta, boutiques, conexión a internet y la sala de conferencias para 300 personas com- pletan un abanico de servicios orienta- dos a ofrecer a los clientes un trato ex- clusivo y personalizado. Una interesante elección para los amantes de los viajes por libre, puesto que a bordo de la nave los pasajeros también pueden embarcar su vehículo. Para no depender de nada ni nadie.

 AL HABLAR DE

cruceros a veces se ol- vida que no solo nos referimos a aque- llos que surcan el mar, sino también a los que transcurren a lo largo de ríos. Poli- tours dispone de una amplia oferta de recorridos enfocados hacia el turismo fluvial. Es el caso del crucero por los Paí- ses Bajos, que se realiza sobre el Prin- cess (de tres estrellas superior), con sa- lidas todos los domingos, desde el 15 de junio al 7 de septiembre. A partir de 950 euros es posible visitar a pie Ams- terdam, Rotterdam, Amberes, Gante y Brujas, ciudad que en el 2000 fue cata- logada por la Unesco como patrimonio de la humanidad. En un barco de la misma categoría, el My Story, se puede realizar también el crucero por el Danubio. En este caso se parte de Linz, la capital de la alta Aus- tria, una preciosa ciudad barroca que, desde el siglo XIX, destacó por su ca- rácter portuario. De allí se viaja a Melk, Dürnstein, Viena, Bratislava, Esztergom y Budapest. Una ruta a través de uno de los ríos navegables más grandes de Eu- ropa, a partir de 890 euros. Subiendo de categoría, y en referen- cia a alguno de los cruceros de cuatro estrellas superior, destaca el que reco- rre las Islas Dálmatas, sobre el barco Afrodita y a partir de 1.125 euros. Este trayecto, exclusivo de Politours, se divi- de en tres programas, en función de los cuales el visitante puede escoger el re- corrido que más le interesa realizar. No obstante, hay algunas ciudades y en- claves que son fijos en los tres, como es la visita a Dubrovnik, la isla de Korkula o la de Mljet. Finalmente, a partir de 985 euros, pue- den descubrirse las localidades baña- das por el Rin y el Mosela, a bordo del Serenity (cuatro estrellas), con salidas todos los lunes, desde el 2 de junio y hasta el 22 de septiembre: Partiendo de Colonia, la cuarta ciudad más populosa de Alemania, se visita Bonn, Linz, el bur- go medieval de Cochem o Coblenza. An- tes de llegar a Estrasburgo (el destino fi- nal) hay que pasar por Boppard, Rü- desheim o Maguncia.

LA CONQUISTA DE LOS MARES

la tendencia I Al alza La oferta crucerista inunda el mercado español y este año este será uno de los sectores turísticos más boyantes. Se pre- vé una tendencia arrolladora: el número de españoles que eligen esta alternativa crece a un ritmo de entre el 15% y el 20%, según estimaban las compañías del sector en la últi- ma edición de Fitur, la Feria Internacional de Turismo. Las previsiones para el 2008 auguran que el número de pa- sajeros nacionales que surcarán las aguas del Mediterráneo, o más allá, rozará el medio millón. Una cifra importante si se tiene en cuenta que unos 16 millones de personas en todo el mundo eligen este tipo de turismo al año. España se lanza a conquistar nuevas tierras a través del mar.

TEXTO DARÍO REINA