Rock, indie, electrónica, jazz y metal son sólo algunos de los géneros que erizan la piel del país durante su mes más caluroso

En pleno corazón de Europa, en República Checa, el mes más soleado, julio, se vive con una inusitada alegría. En el país centroeuropeo los aficionados a los festivales sacan brillo a las tachuelas, se recortan la barba, se afilan las crestas o se calan las gafas de pasta para acudir a algunos de los mejores festivales de géneros como el rock, el indie, el punk o el pop.

The Prodigy y The Kooks, los dj´s Galantis y Roger Sánchez, Calexico, Ziggy Marley, Grace Jones, Helloween o Anthrax actuarán en los festivales

Los escenarios van de las zonas industriales mineras recuperadas de Ostrava, ideales para las fiestas electrónicas, a la pequeña localidad de Vizovice donde tocarán decenas de grupos rockeros y metaleros. 

En un país con una tradición musical tan clásica como Chequia es sorprendente y a la vez lógico observar como la evolución de su melomanía ha llevado a una eclosión de festivales veraniegos de los géneros más variados. En julio se darán cita los festivales Rock for People, Beats for Love, Masters of Rock y Colours of Ostrava.