HAY TRATAMIENTOS de bienestar que te hacen subir a los cielos. Y otros que se reciben, literalmente, en el aire. Concretamente en la planta 43 del espectacular Hotel Arts Barcelona, donde se encuentra el spa Six Senses. Allí, con la mirada puesta en el azul del Mediterráneo, puede disfrutarse de la sauna, la zona de hidromasaje o el baño de vapor con cromoterapia.

Elegancia urbana sería el concepto que mejor describiría este oasis de relajación, para desconectar de la ciudad sin necesidad de salir de la misma. A ello colabora la hospitalidad asiática –con innegables toques mediterráneos– del equipo, así como la diversidad de tratamientos, en los que se utilizan productos orgánicos naturales.

La última propuesta de este lugar es un programa depurativo que abarca dos mañanas consecutivas. El primer día, antes de iniciar la terapia, el cliente toma un elixir frío elaborado a partir de peras, naranjas y raíz de jengibre. Una mezcla de propiedades curativas y antioxidantes, llena de fibra, minerales y vitaminas. Tras esta bebida llega la terapia, propiamente dicha, que puede consistir en un tratamiento facial ultrapurificante, una sesión de reflexología o una terapia de piedras exclusiva del hotel. Para redondear la jugada, nada como una ensalada ayurvédica de frutas, con manzana, papaya, naranja y algunas especias.

El segundo día comienza con un elixir diurético elaborado con manzana, zanahoria, apio y raíz de jengibre. La mezcla ayuda a eliminar el exceso de líquidos y las toxinas del organismo. Además, se le atribuyen propiedades antiinflamatorias.

Seguidamente, el cliente pasa a disfrutar de una de las tres terapias recomendadas por los especialistas del centro: un tratamiento de envolturas y exfoliantes con productos de la firma Six Senses; una manicura o una pedicura. Se concluye, como en la jornada anterior, con una ensalada ayurvédica de frutas, en esta ocasión con melón, sandía, piña, fresas, naranjas y un toque especiado. Lo ideal sería estar alojado en el hotel y concluir dichas sesiones regresando, directamente, a la cama.