DESDE EL PASADO DÍA 18, Barcelona cuenta con una nueva línea aérea internacional. Se trata de la que ha establecido la compañía norteamericana Continental Airlines y que unirá Barcelona con Nueva York, sin escalas, a lo largo de todo el año y con carácter diario. La nueva línea utilizará los aeropuertos de El Prat (Barcelona) y de Newark (Nueva Jersey), el más cercano a Manhattan –a solo 30 minutos de viaje– de cuantos prestan servicio a la gran ciudad norteamericana. Continental Airlines es la sexta mayor compañía aérea del mundo y ha obtenido el premio que otorga el Official Airlines Guide (OAG) a la Mejor Compañía del año tanto en el 2004 como en el 2005; se trata de un premio que en el mundo aeronáutico es semejante al Oscar del cine. La nueva línea unirá Barcelona no solo con Nueva York, la capital financiera mundial y la urbe líder de EEUU en viajes de negocios y turísticos, sino también, gracias al hub que Continental posee en el aeropuerto de Newark, con otras 230 ciudades de América del Norte, Central y del Sur, el Caribe y más allá. Según se destaca desde Continental Airlines, para ofrecer la máxima comodidad a los pasajeros de la nueva línea, los aviones que la cubren cuentan con el renombrado servicio Bussines First, que también ganó en los años 2003, 2004 y 2005 el premio OAG a la mejor Atención en Clase Ejecutivo y Bussines. Con la inauguración de esta nueva línea, Barcelona se ha convertido en la 26ª ciudad de la red de vuelos transatlánticos que cubre Continental. De hecho, esta compañía cubre desde 1992 el vuelo desde Madrid, que actualmente realiza a diario sin escalas y con aparatos Boeing 777.