Disfrutar del Algarve casi en solitario

algarveLa vertiente veraniega del Algarve, la costa sur de Portugal, es incontestable:
aguas cristalinas, playas de arena fina enmarcadas por dunas y vegetación, acantilados escarpados que sobresalen formando grutas misteriosas para descubrir navegando, bahías escondidas, pueblos de pescadores, resorts de lujo, campos de golf… Sin embargo, quien se acerque a los pies del Atlántico fuera de temporada tampoco va demasiado desencaminado. Porque la región disfruta de un clima agradable durante todo el año, que si bien no recomienda bañarse en invierno, sí permite largos paseos con las olas a tocar.
Y, sobre todo, porque ha sabido aprovechar su estrecha relación con el agua para configurar una extensa oferta de tratamientos de talasoterapia e hidroterapia, que brindan la oportunidad de recuperar el equilibrio entre cuerpo y alma perdido sobre el cemento de la ciudad.

Otoño ofrece una visión alternativa del Algarve, mucho menos masificada, lo que significa la oportunidad única de disfrutar de la zona casi en solitario. Aparte de las playas, el interior también brinda un paisaje interesante cuando se comienzan a subir las Sierras de Caldeirão o de Monchique, con pueblos de campesinos y muestras de artesanía regional, como las cestas confeccionadas con hojas de palmera. También destacan los arenales del Parque Natural de la Costa de San Vicente o la Reserva Natural de Ría Formosa, donde las playas actúan como frontera natural entre la ría y el mar, formando a su vez un buen número de islas, accesibles solo con barco.

El mar es como un sedante natural, capaz de calmar los ánimos más encendidos con solo observar el horizonte. Pero además, con sabiduría, pueden aprovecharse las cualidades del agua salada y los elementos naturales que contiene –por ejemplo, las algas o el coral– para llevar a cabo diversos tratamientos de bienestar. De esto, precisamente, es de lo que se ocupa la talasoterapia.

Aunque, en el Algarve, el secreto del relax no solo se encuentra frente al mar. En Monchique, en el distrito de Faro, a 250 metros sobre el nivel del mar, nacen unas aguas que ya eran calificadas de sagradas en la época romana, tal y como demuestran los numerosos restos arqueológicos descubiertos a su alrededor. Diversos hoteles y spas aprovechan sus propiedades medicinales y curativas para proponer todo tipo de tratamientos de salud y belleza.

Datos generales en el Algarve:

  • País: Portugal
  • Idioma: Portugués
  • Capital: Faro
  • Superficie: 4.960 km2
  • Población: 430.000 habitantes

Para más información: www.visitalgarve.pt y www.visitportugal.com