Los Pubs divulgan las costumbres y tradiciones del pueblo inglés

Que Inglaterra atrae a todo tipo de viajeros es una realidad incuestionable. Motivos sobran. Mientras algunos organizan sus vacaciones para vivir las últimas tendencias de la moda y la arquitectura en ciudades como Londres, Liverpool o Leeds, otros prefieren seguir las huellas de Shakespeare en Stratford-upon-Avon, o incluso visitar las grandes mansiones rurales que todos hemos admirado alguna vez en las pantallas del cine o la televisión. Pero aunque el perfil de los visitantes es muy diverso todos coinciden en un hecho: además de cumplir con su viaje soñado no hay que olvidar nunca la visita a un típico pub inglés.

El pub (abreviatura de public house) es una de las grandes instituciones inglesas y uno de los pilares de la vida social tradicional desde hace siglos. En torno a estos singulares establecimientos siempre hay disputas sobre cuál es el pub más antiguo, el más popular o el que ofrece más variedad de cervezas, pero todas estas discusiones se olvidan rápido en cuanto se penetra en uno de estos locales en los que todo parece estar preparado para disfrutar de una buena bebida, comer algo, encontrarse con los amigos después del trabajo y hablar de lo divino y lo humano. Y, por supuesto, para seguir los partidos de la Premier League o de la Liga de Campeones, echar una partida de dardos o participar en algún juego local cuyas reglas no han cambiado en siete siglos y que solo se conoce en un valle perdido de la campiña inglesa.

Pub inglés

Disfrutar de la vida en Inglaterra por unas pocas libras

¿Alguien puede imaginar un viaje por diferentes ciudades y pueblos de Inglaterra sin incluir una visita a uno de los típicos pubs ingleses? Entrar en uno de estos populares establecimientos no solo permite disfrutar de una buena cerveza y una agradable conversación en un espacio acogedor. También supone una oportunidad inmejorable para palpar in situ el alma del pueblo inglés, conocer sus costumbres y tradiciones, su estilo de vida, su manera de pensar, y por supuesto, pasar momentos inolvidables por unas pocas libras.
Para más información: www.visitengland.es

Conocer varias claves para disfrutar un pub inglés

Y es que el ambiente de un pub inglés se caracteriza principalmente por un ir y venir de clientes que además de cerveza, amigos y buena conversación, busca buen entretenimiento. Por ello los dueños organizan distintas actividades y juegos abiertos a todo el que quiera participar creando un ambiente único cada día de la semana.

Antes que nada, sin embargo, conviene conocer un par de claves para disfrutar plenamente de la visita a un pub inglés. En primer lugar, no hay servicio de mesa. La consumición se pide en la barra y se paga en el momento. Nadie espera una propina. Pero no vale pedir “una cerveza”. Hasta el pub más pequeño dispone de una oferta variadísima, ya sea de cervezas de barril o de botella, desde la que pueden fabricar ellos mismos a las marcas inglesas menos conocidas o a las más famosas de Irlanda, Alemania, Francia y Bélgica. Muchos visitantes, además, aprovechan sus vacaciones en Inglaterra para realizar un estudio detallado con el fin de averiguar las diferencias entre una bitter, una lager o una stout, cada una servida a una temperatura diferente. Lo más habitual es pedir una pinta, aunque también se ofrecen medias pintas. Al gusto del consumidor.

Un servicio de gran utilidad

Planificar un viaje requiere tocar varias teclas. Disponer de la máxima información posible y contar con las mayores facilidades siempre viene bien. Por ello, para recalcar la importancia de estos verdaderos tesoros de la cultura popular y ayudar a organizar un viaje por tierras inglesas, Visit England ha creado una página web especial, www.pubengland.es
Se trata de una herramienta muy útil que permite descubrir todos los secretos de los pubs ingleses, sus historias más pintorescas y las atracciones turísticas más próximas. Incluso ofrece la opción de que los viajeros puedan votar por su pub favorito.

El Pub, mucho más que un bar

Traspasar las puertas de un pub implica adentrarse, con frecuencia, no solo en un bar sino también la posibilidad de entrar en contacto con la historia, la literatura o el teatro. Por ejemplo, en el Trout Inn (Lower Wolvercote, Oxforshire), Lewis Carroll encontró la inspiración para escribir la archiconocida Alicia en el país de las maravillas. En el Dirty Duck (Stratford-upon- Avon, Warwickshire), situado junto al teatro de la Royal Shakespeare Company, entre sus parroquianos se encuentran frecuentemente los actores que vienen de representar sus obras. Un ambiente completamente diferente es el que se vive en The Old Nag’s Head (Edale, Derbyshire), que es considerado el punto de encuentro de los senderistas que se disponen a recorrer el Pennine Way.

Efectivamente, la variedad de pubs es superior a la imaginable, y la oferta de establecimientos abarca desde The Nutshell (Bury St Edmunds, Suffolk), considerado el más pequeño de Inglaterra, con una capacidad máxima de 10 o 12 clientes, a The Star Inn (Harome, Yorkshire) que, como su nombre presagiaba, ha alcanzado una estrella Michelin. ¡Han llegado a la categoría del Gastro Pub!

Ya sea en una avenida bulliciosa del centro de la ciudad o en un recóndito callejón de una aldea, en un edificio moderno o en una granja del siglo XI, y casi siempre con un vistoso cartel colgando de la fachada y un nombre sugestivo, los pubs ingleses dan la bienvenida a todos. Incluso a los que no beben cerveza y prefieren un refresco. Además, hasta las nueve de la noche los padres pueden llevar a sus hijos pequeños y compartir con ellos un momento en uno de los espacios que definen el carácter de esta tierra.