CADA VEZ ES

más fácil planear viajes transoceánicos desde Barcelona. Las aventuras colmadas de escalas comien- zan a ser cosa del pasado gracias al cre- cimiento del aeropuerto de El Prat, que este septiembre continúa con el proce- so de ampliar la oferta de vuelos inter- continentales, con nuevas salidas diarias y despegues directos. De hecho, el año pasado ya se situó en el octavo puesto del ranking europeo de tránsito aéreo, su- perando a Roma. “Estamos a punto de llegar a los tres millones de pasaje- ros y los trayectos internacionales van en aumento”, explica Manel Nadal, presidente de la empresa pública Cen- trals i Infraestructures per a la Mobilitat i les Activitats Logístiques (Cimalsa). La conexión entre Catalunya y Estados Unidos se consolida gracias a la presen- cia en El Prat de hasta tres compañías aéreas norteamericanas. Delta Airlines vuela cada día desde Barcelona hasta el aeropuerto JFK de Nueva York y ya ha anunciado que mantendrá el trayecto con Atlanta todo el año, cuando hasta el mo- mento solo funcionaba en verano.

Por su parte, Continental Airlines mantiene su ruta con la ciudad de los rascacielos, con- cretamente al aeropuerto de Newark, mientras que US Airways ha conectado la capital catalana con Filadelfia durante toda la temporada estival. Todavía quedan algunos trayectos di- rectos más con el continente americano. Por ejemplo, la aerolínea canadiense Air Transat ha abierto un trayecto con Mon- treal y otro con Toronto. Ya en la parte sur, Aerolíneas Argentinas celebra sus 30 años operando desde El Prat con el incremento de dos a tres vuelos semanales con Bue- nos Aires. Avianca ofrece dos salidas se- manales a Bogotá, con conexiones tan- to con otros destinos colombianos como con otros países andinos. Finalmente, Ae- roméxico ha confirmado que iniciará una ruta directa con México DF a partir del próximo mes de diciembre.

CUENTA PENDIENTE

Unas buenas noticias que no esconden el hecho que el aeropuerto de Barcelona todavía tiene que seguir aumentando sus conexiones internacionales. “Las cosas van creciendo poco a poco, pero to- davía tenemos una cuenta pendien- te”, confiesa Nadal. Esta no es otra que convertir El Prat en una auténtico hub in- ternacional. “El número de pasajeros aumenta año tras año, aunque en el número de vuelos intercontinentales todavía estamos lejos de otros aero- puertos con menos usuarios”, apun- ta el presidente de Cimalsa. De todas maneras, las compañías si- guen incrementando sus trayectos con Barcelona, entre ellas las asiáticas. Sin- gapore Airlines ha pasado de operar de tres a cuatro frecuencias semanales con la ciudad de Singapur, uno de los princi- pales centros de negocios de Asia. En el caso de Oriente Medio, Royal Jordanian ofrece rutas a Ammán y Syrian Arab llega hasta Damasco. Además, Iberia e Israel Airlines vuelan a Tel-Aviv.

Barcelona estrenará en diciembre una conexión directa con México DF  

Sin dejar el Mediterráneo, pero cam- biando de continente, aparece otra nove- dad. Por primera vez, el aeropuerto bar- celonés cuenta con vuelos directos a cua- tro ciudades de Marruecos, como son Ca- sablanca, Marraquech, Tánger y Nador. Por otro lado, Spanair ha empezado a operar con Argelia, un destino que hasta el momento solo estaba servido por Air Algerie. La aerolínea española también ha extendido su mapa de operaciones has- ta Banjul, en Gambia. Otra de las zonas que comienzan a des- puntar y que tienen todavía un amplio te- rreno por recorrer es Europa del Este. Al- gunas compañías de bajo coste, como Clickair, han apostado por destinos tu- rísticos en auge, como Dubrovnik, ade- más de Bucarest, Budapest, Moscú, Pra- ga o Varsovia. A toda esta oferta se le suman las conexiones con Moscú y Kali- ningrado, en Rusia; Kiev y Lvov, en Ucra- nia; y Riga, Tallin y Vilnius, capitales de las repúblicas bálticas.

La T-Sur

El incremento de las rutas inter- continentales en el aeropuerto de El Prat genera cada vez una ma- yor afluencia de pasajeros y, por lo tanto, un mayor peligro de co- lapso. Por eso, hasta que en el 2009 se inaugure la nueva termi- nal, la T-Sur, el aeródromo redo- blará sus esfuerzos para evitar las colas y las molestias que han afectado a un buen número de usuarios durante este verano. “Estamos convencidos de que se están poniendo los medios nece- sarios en la actual terminal nor- te para absorber el crecimiento hasta la puesta en marcha de las nuevas instalaciones”, asegura Manel Nadal. Entre otras acciones, cita la creación de un nuevo módulo al lado del puente aéreo, el incre- mento de mostradores y cintas transportadoras de maletas y el aumento de personal. Sin embar- go, el presidente de Cimalsa afir- ma que, a pesar de los problemas, el aeropuerto de Barcelona es uno de los que mejor funciona a nivel europeo.