Prepararse para la operación bikini con el Skimo, tomar el sol en una terraza gourmet en el corazón de los Pirineos o dar un paseo en trineo tirado por perros son algunos de los planes que ofrece Grandvalira para esta Semana Santa.

@AlvaroLaforet / Agencia.  A estas alturas de la temporada, todavía queda nieve para poder disfrutar de una Semana Santa de esquí y actividades al aire libre en plena primavera. El dominio más grande del Sur de Europa es el escenario ideal para aprovechar de la mejor manera la última nieve del Pirineo y los primeros rayos de sol de la primavera.

Los esquiadores que se acerquen hasta Grandvalira en busca de nieve podrán disfrutar de una Semana Santa de deportes blancos así como de una amplia oferta de après-ski y gastronomía gourmet en la extensión esquiable más grande de la Península Ibérica con un total de 128 pistas y 210 kilómetros esquiables.

Practicar esquí de montaña para preparase para la operación bikini, dar un paseo con trineo tirado por perros o simplemente disfrutar de una buena comida gourmet en las terrazas soleadas de la estación son algunas de las atracciones que ofrece Grandvalira para pasar una Semana Santa llena de emociones i desconexión.

El skimo es una de las actividades de resistencia más exigentes y se trata de un ejercicio cardiovascular muy completo para mantenerse en forma, que, además, hace trabajar todos los grupos musculares y aumentan la capacidad pulmonar. Los aventureros que se animen a disfrutar de este servicio podrán descubrir los incomparables paisajes naturales del territorio de Grandvalira y de Andorra poniéndose en forma para el verano.

Estas pistas de esquí andorranas cuenta actualmente con 6 circuitos marcados, el más nuevo en el Sector de Pas de la casa, 4 en el sector Grau Roig y 1 en el sector El Tarter, de acceso gratuito que se adaptan a todos los niveles de exigencia física y técnica. Cumplen todas las normas de seguridad y permiten la convivencia con los esquiadores de esquí alpino.

Disfrutar de la nieve sin ponerse los esquís

Una muy buena opción para disfrutar de la nieve sin ponerse los esquís son las salidas en moto por los bosques del dominio, una actividad dirigida a mayores de edad y también a niños acompañados por adultos, que se ofrecen a Grandvalira-Grau Roig y al circuito de Grandvalira-Soldeu.

Otra actividad para disfrutar con amigos, en pareja o en familia, es el mushing: los paseos en trineo tirado por perros ideales para los amantes de la naturaleza. Esta es una manera divertida y diferente de conocer los espectaculares paisajes de Grandvalira haciendo un recorrido por los caminos nevados en un entorno incomparable.

Los recorridos tienen lugar en los circuitos de Riba Escorxada (Grandvalira-El Tarter) y en el centro de Actividades de Aventura (Grandvalira-Grau Roig). Los trineos son de dos plazas y pueden ser conducidos por un guía si los pasajeros así lo prefieren.

Para los más excursionistas, Grandvalira también ofrece salidas con raquetas de nieve para descubrir el dominio de una manera diferente. Estas excursiones se realizan en el Forn (Grandvalira-Canillo) y en el Centro de Actividades de Aventura (Grandvalira-Grau Roig) en una duración de una, dos o cinco horas y se pueden realizar libremente o con el servicio de un guía bajo petición.

Terrazas al sol y la mejor gastronomía Gourmet

Además de las actividades de aventura y de esquí, estas pistas de esquí siguen contando con una amplia oferta de restauración en el mejor momento para disfrutar del sol en las terrazas y saborear la mejor gastronomía.

Otra buena opción para hacer una pausa durante la jornada de esquí en pistes es la Nomad  Gourmet Food Ratrack, una máquina ratrack condicionada con un punto de restauración itinerante que recorre los sectores del dominio cada semana y ofrece pequeñas exquisiteces con productos de primera calidad. Los esquiadores que quieran recobrar fuerzas podrán degustar, entre otras marcas Premium, productos ibéricos Joselito, carnes Txogitxu y ahumados  Carpier sin sacarse los esquís a 2.000 metros de altitud.

Además, los amantes de gastronomía no se podrán perder la espectacular terraza Amélie Epxerience con unes increíbles vistes al Lago dels Pessons en el Sector Grau ROIG. Allí se puede disfrutar de una selección de ostras de altísima calidad de la firma francesa Huirtes-Amélie, así como otros productos Premium como tostadas con foie, salmón y fresas con chocolate. Todo esto rodeados de naturaleza y de la última nieve de la temporada antes de que se empiece a fundir con el sol de la primavera y el verano.

Para despedirse de los paisajes nevados antes de que la nieve se derrita el Racó de Solanelles es el sitio idóneo tanto para los que esquían como para los que no. Este restaurante situado en el sector de Encamp y con acceso desde el Funicamp, ofrece un entorno cálido y la posibilidad de contemplar unes visites panorámicas del dominio mientras se disfruta de un buen plato elaborado y con productos de máxima calidad.

También en el sector de Encamp se encuentra el Andburguer Zero, con unes vistes espectaculares de todo el valle. Allí, los visitantes de Grandvalira podrán disfrutar de un auténtico momento de relax mientras degustan las mejores hamburguesas elaboradas con carne 100% de Andorra.

Mora Banc Freeride Junior World Championships 2015 Grandvalira-Andorra – www.freeridejuniortour.com

Après-ski y noches de primavera

Esta Semana Santa los esquiadores que se acerquen a el Dominio de la Nieve seguirán encontrando propuestas para disfrutar de momentos de diversión i del mejor après-ski tanto de día como de noche.

El Veuve Clicquot, el nuevo reservado VIP en el Abarset de la temporada, en el sector El Tarter, es el sitio ideal para acabar la jornada de esquí mientras se disfruta de una copa de la distinguida marca de champan Veuve Clicquot y de un surtido de productos gourmet para detectar los paladares más exigentes. El que se ha convertido en el epicentro del après-ski de los Pirineos ofrece sesiones musicales de la mano de los djs reconocidos del panorama musical nacional e internacional.

Por otro lado, en el sector Pas de la Casa, los que busquen diversión encontrarán el Diamond CBbC Grandvalira, un espacio gestionado por el equipo de Cala Bassa que nace con el objetivo de dinamizar las tardes de après-ski en la zona con una programación musical de primer nivel.