El nuevo Carnival Splendor, de 113.300 toneladas y capacidad para más de 3.000 pasajeros, zarpó la semana pasada del puerto de Dover (Reino Unido) para iniciar una gira que le llevará durante los dos próximos años por 61 puertos de escala en 29 países distintos, desde Europa del Norte hasta el Mediterráneo y las islas griegas para cruzar luego el Atlántico y surcar el Caribe, Suramérica y la Riviera mexicana. Todo ello con una gran cantidad de instalaciones y comodidades innovadoras, entre las que destacan el lujoso Cloud 9 Spa, de 21.000 metros cuadrados, uno de los más grandes y lujosos del mar, que ofrece a los huéspedes la oportunidad de multiplicar con creces el sentimiento de comodidad, relajación y rejuvenecimiento, gracias a todo tipo de terapias provenientes de los cuatro puntos cardinales, la piscina de talasoterapia o la suite termal. Como novedad, el crucero pone a disposición de los clientes 68 camarotes y suites con spa, que proporcionan toda una serie de privilegios exclusivos.

MENÚS DE MEDIO MUNDO

Aparte, el Carnival Splendor dispone de un área de juegos para niños de dos niveles, un parque acuático y un Sky Dome deslizable sobre el área de la piscina principal que alberga una pantalla LED gigante que exhibirá películas, conciertos y una programación variada. Un gran número de actividades que reclaman reponer fuerzas de vez en cuando. Para ello, el crucero aprovecha al máximo su tamaño y presenta la oportunidad de degustar todo tipo de cenas formales e informales, desde sushi enrollado a mano y bocadillos supper club elaborados según la tradición de Nueva York hasta barbacoas mongolas y cocina india taandori. El Carnival Splendor pasará el verano por Europa del Norte visitando ciudades como Copenhague, Berlín, Helsinki, San Petersburgo, Tallin y Amsterdam. Ya en septiembre, bajará hasta el Mediterráneo y, entrado el otoño, atravesará el charco hasta desembarcar en Florida y seguir durante el 2009 por el Caribe y América del Sur, convirtiéndose en el primer crucero fun ship que se mueve por estas latitudes. Finalmente, el barco visitará la Riviera Maya, en México.