Faro de FormenteraFormentera no solo es para el verano.
Esto es algo que debe quedar claro desde el primer momento.
De hecho, la isla puede ofrecer muchos alicientes a todo aquel que decida acudir a ella fuera de temporada, renunciando a bañarse en sus aguas cristalinas pero obteniendo un paisaje totalmente despejado de turistas, lo que multiplica las posibilidades de conectar con un trozo de tierra que desprende un magnetismo especial.
Algo que, si hay suerte, permite al visitante congraciarse con la vida y olvidar por unos instantes que el mundo gira demasiado rápido.

Se suele hablar de Formentera como la isla más hippy de todo el Mediterráneo, y es verdad.
Aunque no por cuestiones estéticas (ya quedan pocos representantes de este movimiento cultural que la descubrió en la década de los 70, más allá de los que resisten en el mercadillo de La Mola), sino porque invita a olvidar el reloj y el teléfono móvil para dejarse llevar por sus propios biorritmos, sin prisas, disfrutando de las cosas simples; de cómo el mar se funde con la arena fina de Ses Illetes o rompe contra las rocas del Caló de Sant Agustí, de un café frente a la iglesia de Sant Francesc Xavier, de paisajes que evocan a relatos épicos de aventuras con los faros como único guía…

De Faro a Faro
Para disfrutar de la isla sin necesidad de darse ningún baño existen toda una serie de rutas para recorrer a pie, en bicicleta o –si no hay más remedio– en moto.
Una de ellas es, precisamente, la que conecta el faro de La Mola y el faro del cabo de Barbaria, ubicados uno en cada extremo y expuestos a sendos precipicios, configurando el paisaje más cautivador que puede ofrecer Formentera, más todavía ahora que la tecnología cuestiona su función.
Pero ninguna máquina puede igualar la sensación de observar el horizonte junto a un faro imponente, con el viento en la cara y la puesta de sol ante los ojos.

Datos generales para viajar a Formentera:

  • País: España
  • Comunidad: islas Baleares
  • Capital: St. Francesc Xavier
  • Superficie: 83.24 km2
  • Litoral: 69 km
  • Población: 9.150 habitantes
  • Altura máx: 192 m (La Mola)

Como viajar a Formentera:

A Formentera solo se puede llegar en barco, ya sea en ferri desde Eivissa o desde Dénia.
Una vez en la isla, el visitante debe ser consciente de la fragilidad de un territorio que ha logrado mantenerse prácticamente intacto.
Por este motivo, es más que necesario aumentar la sensibilidad con el entorno, cuidar al máximo los caminos y las playas y, siempre que sea posible, decantarse por transportes sostenibles.

Más información para viajar a Formentera: www.formentera.es