SUEÑA

con coger el timón de un barco y descubrir nuevos horizontes? ¿Se ima- gina disfrutando de unas vacaciones di- ferentes, a otro ritmo? La navegación por los ríos y canales de Francia es la mejor manera para conocer un país diferente, acogedor, lleno de sorpresas. Navegar permite al viajero sumergirse en el paisa- je, la historia y la cultura de la región. Los canales navegables permiten visi- tar algunas de las ciudades y pueblos más bellos de Francia. Las escalas se pueden aprovechar para pasear en bicicleta y de- gustar la cocina casera de los restauran- tes escondidos en las orillas de los ríos y los canales. Fuagrás de Gascuña, caldos de Burdeos, Borgoña o el Valle del Loira, crepes y sidra de Bretaña… La mezcla de sabores despiertan el paladar. El turismo fluvial es un buen pretexto para descubrir los placeres de la vida en Francia.

LUGARES ENCANTADORES

En el sur, el canal del Midi, patrimonio de la Unesco –une Toulouse con Sète–, es la vía fluvial más antigua de Europa y uno de los paraísos de la navegación fluvial. A lo largo de esta obra maestra se encuentran la ciudad cátara de Béziers, los campos de girasoles de la región del Aude y las espectaculares laderas del Minervois. Más al norte, los paisajes se vuelven es- plendorosos y se avistan lugares de en- sueño, ricos en tradiciones. En la Francia más septentrional, las leyendas y el folclo- re constituyen la esencia de regiones co- mo la Bretaña y la Charente. Tierras de castillos, de frondosos bosques, en el oes- te predominan los paisajes de acuarelas. Hay más de 600 kilómetros de ríos y ca- nales navegables para recorrer. En el corazón del país, el turismo fluvial bordea los viñedos de Borgoña, atravie- sa los inmensos espacios preservados del Franco Condado y permite conocer los acogedores pueblos de Alsacia rebosan- tes de flores. Los canales de Borgoña y del Nivernais cuentan con decenas de re- corridos a través de unos variados y es- pléndidos paisajes. Un fin de semana, unos días, una se- mana… En pareja, en familia, con los ami- gos. Los barcos fluviales Crown Blue Li- ne cubren todas las necesidades y propo- nen un amplio abanico de ideas para re- correr los ríos y canales de Francia y disfru- tar de unas vacaciones en la naturaleza. El nivel de confort a bordo es alto. Cada barco está totalmente equipado: come- dor –con amplias ventanas con vistas al paisaje–, camarotes, baños y cocina.

 Los barcos fluviales recorren un amplio abanico de itinerarios

NO HACE FALTA LICENCIA Las embarcaciones han sido diseñadas para disfrutar al máximo de la vida al aire libre. La terraza es ideal para el desayuno en familia, tomar un baño de sol o pasar una agradable velada. Crown Blue Line presenta la más amplia selección de em- barcaciones de río de Europa. La flota in- cluye dos gamas: clase Crown y Canal, que son una referencia en materia de con- fort y comodidad y que puede acomodar desde 2 hasta 12 personas. Además, no es necesario ningún tipo de licencia para pilotar un barco habita- ble. El manejo es muy sencillo, incluso sin experiencia. El primer día de vacaciones el viajero dispone de una lección perso- nalizada por parte del instructor de Crown Blue Line sobre el mantenimiento del bar- co y consejos de navegación, sobre todo para el paso de las esclusas.

Maison de la France • Tel. 807.11.71.81 • www.franceguide.com

www.crownblueline.com • Reservas: 00.33(0).468.94.52.72 (información en castellano)