Por @AlvaroLaforet

Este 2017, Futuroscope cumple 30 años. Este parque de atracciones ha conseguido cautivar a miles de pequeños como a mayores con sus contenidos lúdicos y pedagógicos, artísticos y tecnológicos. Desde su apertura en 1987, Futuroscope ha alcanzado los 50 millones de visitantes.

Este parque de atracciones tecnológico no deja de sorprender año tras año con sus espectáculos, pero el mejor regalo que ha tenido por su aniversario ha sido su nueva atracción “El viaje extraordinario”. Con una inversión de 12 millones de euros, Futuroscope ha querido volver a rememorar los famosos viajes que Julio Verne escribió en el siglo XIX, pero esta vez el escenario es el futuro.

 

A bordo de una nave espacial, los visitantes se convierten en hombres-pájaros y recorrer los cinco continentes. Gracias a los sillones futuristas que tiene la atracción y adaptados en exclusiva para esta proyección en alta definición, el visitante la misma sensación de estar volando.

Ice Age, érase una vez. Para los más peques, Futuroscope ofrece una experiencia inédita con efectos 4D ya que combina las imágenes de una película en 3D con efectos sensoriales incorporados en un decorado inspirado en la mítica película Ice Age.

La máquina del tiempo. El fenómeno mundial de los Rabbids llegó al parque. La experiencia transcurre en un tren en el que se va montado y recorre los grandes momentos de la Historia, desde la época de Cromañón, pasando por el lejano Oeste y acabando en el futuro. Se trata de una experiencia en 3D muy divertida para los pequeños de la casa.

Baila con los robots. Una de las atracciones más divertidas y para todos los públicos es “Bailar con Robots”. Aquí el visitante tiene su primera “robot-party”, subido en uno de los brazos de un robot a 8 metros de altura y bailar al son de la música electro-pop del conocido DJ Martin Solveig.

La Forge Aux Étoiles. Una de las experiencias más emotivas es el espectáculo nocturno creado e interpretado por Le Cirque du Soleil. La historia se basa en el encuentro mágico entre una chica real y un gigante virtual, un holograma que deja la boca abierta a todos los espectadores. Es el espectáculo con mayores efectos visuales y pirotécnicos sobre un escenario acuático en toda Europa. Se puede ver cada noche y va incluido en el precio de la entrada.

Restauración. En todo el parque existen 7 restaurantes y 9 puntos de restauración. Si se quiere vivir una experiencia de gastronomía molecular, Futuroscope ofrece la posibilidad de comer en el restaurante del equipo de Le Cristal, donde además de explorar nuevas sensaciones gustativas, se asiste a un espectáculo divertido y explosivo.

Como llegar. Desde Barcelona, Vueling te ofrece dos alternativas, París o Burdeos. Una vez en el destino, la mejor opción es coger el tren de alta velocidad (TGV) hasta Poitiers.

http://www.vueling.com

Más información.

Futuroscope https://es.futuroscope.com

Poitiers http://www.poitiers-turismo.com