Cuando el objetivo de un viaje es el descanso, lo mejor es tomárselo con calma: disfrutar, relajarse y gozar del destino. Una filosofía que se adapta perfectamente al viaje a Roma en el ferri moderno y cómodo de Grimaldi Lines que, además, permite llevarse el coche.

Todos los días, del lunes al sábado, sale a las 22.15 desde el puerto de Barcelona un cruise ferry de la naviera italiana con destino a Civitavecchia, donde llega a las 18.15. El regreso a Barcelona sale desde el puerto italiano los mismos días y a la misma hora. Durante la travesía es posible gozar de todos los servicios propios de un crucero, como restaurante a la carta, bares, sala de fiestas, discoteca, zona spa y masaje, gimnasio…

Mas información: www.grimaldi-lines.com