EL HILTON DIAGONAL MAR ya tiene su propio brunch. Se inauguró a mediados de mayo y su éxito se debe, sobre todo, a una clientela familiar. Pero ¿qué quiere decir exactamente la palabra brunch? Su propio nombre es una contracción de las palabras inglesas breakfast, que significa desayuno, y lunch, que significa comida. Se trata de un concepto gastronómico innovador para los que desayunan tarde o para los que prefieren avanzar la hora de la comida. Nació en Nueva York a finales del siglo XIX y ahora está de moda en las grandes capitales europeas, ya que se adapta a las nuevas formas de vida. Concretamente, el brunch del Hilton Diagonal Mar consiste en un bufet de fin de semana en el que se mezclan los platos fríos y los calientes, los dulces y los salados. Hay bollería, huevos revueltos, salchichas, etcétera. “Si quieres ser moderno, pásate al brunch”, decía un titular del semanario británico Punch en 1896. Era la irrefutable bendición de la moda que llegaba en aquellos tiempos procedente de Nueva York. Se convirtió en un ágape informal que incluía elementos sólidos y líquidos propios del desayuno y de la comida.

CINCO ESTRELLAS
El brunch del Hilton Diagonal Mar incluye una gran selección de fiambres, ensaladas, ahumados, huevos, carne, pescado fresco, la mejor verdura de la temporada y un bufet de dulces y pasteles, siempre acompañado de champán Ruinart, conforme al entorno lujoso propio de este hotel. Cara al verano, tal y como afirma uno de los chefs del brunch del Hilton Diagonal Mar, Miguel Ángel García, se ampliará esta lista con “marisco y productos de la costa.” Disfrutar de este nuevo servicio en el Hilton Diagonal Mar, un singular edificio de cristal frente a la playa, es una buena oportunidad para gozar del ambiente mediterráneo y luminoso de este establecimiento internacional de Barcelona. El brunch del Hilton se sirve en el restaurante Índigo todos los domingos y festivos desde las doce y media del mediodía hasta las cuatro de la tarde. El precio es de 35 euros para los adultos y de 28 para los menores de 12 años. Según García, “tratándose de un hotel que entre semana acoge sobre todo convenciones, el brunch de fin semana es ideal para disfrutarlo en familia”. Dentro de la misma sala hay un brunch específico para niños con mesas más pequeñas, pantalla de televisión y juegos, donde los niños pueden distraerse mientras comen pastas, barritas de merluza o nuggets de pollo, entre otros alimentos. Así, el brunch del Hilton se presenta como una original propuesta para comer fuera de casa los fines de semana. Los interesados en probarlo, lo encontrarán en Diagonal Mar, nuevo barrio moderno de la ciudad. El hotel mira directamente al mar, así que, aparte de disfrutar de un brunch abundante en comida de todo tipo, el visitante también puede ponerse las botas disfrutando de un entorno atractivo y relajante.