76 Moo 4, Tumbol Phe, Amphur Mueng, Rayong 21160 Koh Samet | Habitaciones y suites: 40 villas con vistas a los jardines tropicales Servicios: Biblioteca, está, restaurante, dos bares, gimnasio, sala para la celebración de eventos profesionales y organización de bodas | http://www.samedresorts.com/paradee 

160225 DESTINOS feb2016_Página_02_Imagen_0002El lujo de la tranquilidad

Por Alberto González. A200 kilómetros de Bangkok, en el golfo de Tailandia, se encuentra la isla de Koh Mamet, que es parte integrante del majestuoso parque nacional de Khao Laem Ya-Mu Ko Mamet. Un destino ideal para los aventureros que quieren estar en contacto con la naturaleza virgen pero, al mismo tiempo, buscan alejarse un poco del bullicio de las playas más visitadas de la costa este.

La fama de la isla está justificada por la belleza de sus 14 playas de arena blanca. Saikaew beach, Ao Phai y Ao Vong Duan son quizás las más conocidas y las que atraen a un mayor número de visitantes internacionales y locales (de hecho, son muy populares entre los ciudadanos de Bangkok, por su cercanía a la capital).

160225 DESTINOS feb2016_Página_02_Imagen_0003Sus aguas cristalinas destacan por su biodiversidad: desde los grandes arrecifes de coral multicolor, a tortugas de gran tamaño, tiburones tigre o rayas. Son muy apreciadas por los amantes de los deportes acuáticos, que acostumbran a practicar kayak, stand up paddle, pesca, surf, esnórquel o buceo, entre otras muchas disciplinas.

MEZCLA DE ESTILOS. El mejor valorado de los establecimientos hoteleros de la isla es Paradee Resort & Spa, que se encuentra junto a Ao Kiew Beach y consta de 40 villas decoradas con una hermosa influencia marroquí y balinesa.

Cada villa dispone de zonas privadas al aire libre, cómodas tumbonas para relajarse y un salón para cenar al aire libre. Además, muchas de estas villas también cuentan con piscina y yacusi privados.

El complejo también cuenta con un pequeño gimnasio para todos aquellos que, además de descansar, quieran aprovechar su retiro para mantener la forma o reforzar su tono muscular.

160225 DESTINOS feb2016_Página_02_Imagen_0004CUATRO ELEMENTOS. El está dispone de cuatro salas dedicadas –cada una de ellas– a un elemento distinto de la naturaleza (el fuego, la tierra, el aire y el agua), que inspiran exclusivos tratamientos.

En cuanto a la oferta gastronómica, destaca el trabajo del chef McDang, con una gran reputación en Tailandia por el hecho de haber trabajado para la Casa Real. Su enfoque se basa, princi- palmente, en una reinterpretación de la cocina asiática.

Construido literalmente entre algunas de las rocas de la playa y sobre una terraza de madera se encuentra el Sunset Bar, que se convierte en un lugar mágico al atardecer. Es uno de los espacios preferidos por muchos clientes, donde disfrutar de un delicioso cóctel en un ambiente chill out.

Por último, en el Pool Bar siempre se está a tiempo de degustar algún zumo recién exprimido, así como una hamburguesa, un trozo de pizza o algún plato de la carta. Una auténtica perdición para los viajeros más caprichosos.

La anécdota. El árbol del té.

La palabra tailandesa koh significa isla. Y samet, melaleuca (especie vegetal local conocida, más popularmente, como árbol del té). Así que la traducción literal de este lugar sería la Isla de la melaleuca (antiguamente se llamaba Koh Kaew Phitsadan, o lo que es lo mismo, Isla Mágica de Cristal).

El aceite esencial de la melaleuca es uno de los más extendidos en todo el mundo, por sus propiedades beneficiosas. Es bueno para el sistema inmune, y ha demostrado su eficacia contra hongos, bacterias y virus. Además, también se utiliza como remedio contra la caspa, el herpes labial o el acné, y para tratar quemaduras, heridas o picaduras de mosquitos.