Viajar hasta la Antártida es una experiencia única en sí misma capaz de despertar el espíritu explorador de cualquiera, incluso de las personas más frioleras. Es la Terra Australis Incognita, demasiado distinta a todo lo conocido. No existe un lugar más puro que la zona antártica, en la que los gigantes icebergs se mueven en silencio y donde se puede ver a una ballena rompiendo las olas o admirar a decenas de miles de pingüinos sobre un manto blanco helado.

Un lugar que podría quedar simplemente reservado para los sueños de aventura infantiles, pero que sin embargo no es tan inalcanzable como podría parecer a primera vista. Y es que conocer el séptimo continente es posible a bordo del moderno barco de expedición de Hurtigruten, el MS Fram, que ofrece hasta cinco itinerarios distintos. Como novedad para esta temporada, que comienza el próximo día 8 de diciembre, los huéspedes podrán pasar una noche de acampada al aire libre en el continente antártico, rememorando de esta manera al explorador Roald Amundsen, quien vivió numerosas noches bajo las estrellas durante su expedición pionera.

Los aventureros nocturnos de Hurtigruten que contraten esta excursión opcional estarán acompañados por un equipo experimentado. En pequeños grupos y equipados con trajes especialmente diseñados para la climatología de la Antártida, llegarán al campamento antártico donde pasarán la noche en tiendas de campaña especiales que incluyen sacos de dormir de expedición.

“La idea es ofrecer a nuestros huéspedes una experiencia auténtica para que ellos mismos sientan el espíritu del gran explorador Amundsen. Todo ello de una manera confortable y cumpliendo expresamente las directrices locales”, comenta Alex Pàmies, representante oficial de Hurtigruten en España.

Naturaleza pura. Los huéspedes participarán activamente en la instalación y desmontaje del campamento. Durante la acampada se servirán bebidas calientes, refrescos y se realizará un brindis.

“El objetivo de esta excursión es que cada viajero pueda experimentar la sensación de estar acampado en la naturaleza más pura que existe actualmente en el planeta. Sin planificar nada, simplemente dar un paseo por los alrededores del campamento, contemplar el sol del verano austral y ver las estrellas en caso de que sea posible”, apunta Pàmies.

La excursión a la Antártida de Hurtigruten se desarrolla en colaboración con el Instituto Polar de Noruega con el fin de garantizar la seguridad de los visitantes y la protección del medioambiente. Por cada 15 huéspedes hay dos miembros del equipo de expedición del MS Fram que les acompañan en todo momento. Después de pasar la noche acampados en tierra, los huéspedes regresan por la mañana al barco para disfrutar de un tranquilo desayuno a bordo.

 

Hasta cinco itinerarios

La excursión, que cuesta 2.950 coronas noruegas, se reserva exclusivamente a bordo en cualquiera de los cinco itinerarios que la compañía ofrece por aguas antárticas y que cuentan con diversas fechas de salida entre finales de noviembre y febrero. En este sentido, existe la posibilidad de visitar únicamente la Península Antártica o bien completar el viaje acercándose a otros lugares casi inexplorados como Bahía Margarita, las Malvinas, Georgia, el Mar de Weddell o las Orcadas del Sur. El precio (desde 3.995 euros) incluye los trayectos entre Buenos Aires y Ushuaia, pero no los vuelos internacionales.

 

Más Información:

www.hurtigrutenspain.com

 

Texto Xavi Datzira