BUTACAS QUE SE HACEN CAMA, 26 canales de vídeo donde se pueden ver los últimos estrenos de cine, platos diseñados por el chef Sergi Arola, y postres creados por Francisco Torreblanca, autor de la tarta nupcial de los príncipes de Asturias. Es lo más parecido a un hotel de lujo en el aire. La clase Business Plus de Iberia dispone de interesantes ingredientes para que, en los vuelos de largo recorrido, el tiempo pase volando. Y es que en aquellas rutas de más de 10 horas, algunos pagarían porque el asiento ofreciera la opción de masaje. Y este lo ofrece. Quizá por ello, la butaca Business Plus de Iberia ha sido seleccionada entre las mejores referencias del mercado por la consultora internacional Skytrax. El asiento, ergonómico y con doble almohadilla lumbar que facilita el correcto reposo de la columna, ha sido diseñado en exclusiva para la aerolínea española. La butaca confiere gran privacidad, gracias a una concha exterior rígida que impide que su espacio se vea invadido por el pasajero de la fila delantera. Sobre ella se reclina el asiento y se extiende hasta convertirse en cama. Además de los 152 centímetros que separan las filas y la luz individual graduable en intensidad, las butacas cuentan con un panel separador de privacidad e iluminación nocturna, que ayudan a crear el ambiente más adecuado en cada momento. La butaca dispone de conexión para ordenador, teléfono vía satélite y la posibilidad de enviar mensajes de texto a teléfonos móviles o a direcciones de correo electrónico desde una pantalla individual de 14 pulgadas. Para entretenerse durante el trayecto, seis juegos interactivos diferentes, y hasta 15 canales de audio para los melómanos.

VINOS A 3.000 PIES

A bordo de la clase Business Plus, la comida lleva sello de autor y los postres son dignos de reyes. El capítulo de vinos también merece mención especial. Iberia se ha propuesto dar a conocer las diferentes denominaciones de origen españolas, desde clásicos como Rueda a jóvenes en alza de Somontano. Además, cada tres meses, en colaboración con la empresa Todovino, Iberia renueva su carta enológica. La selección está realizada teniendo en cuenta que el vino se va a tomar a 3.000 pies (las condiciones de vuelo afectan a cómo se percibe el caldo). Además de los vinos, la Business Plus ofrece también en cada vuelo una tabla de quesos, compuesta con tres de las variedades de las siete especialidades españolas seleccionadas: Idiazábal, Inores, Mahón, Manchego, Murcia al vino, Roncal y San Simón. Se sirven con frutos secos como orejones, ciruelas y mermelada de guayaba, de naranja, de xoconostle. Son los Airbus A340 de Iberia, que diariamente cruzan el charco, los que están equipados con estos servicios. Cada día sale un vuelo desde Barcelona y Barajas hacia San José de Costa Rica. El tiempo en alcanzar el aeropuerto costarricense es de 10 horas y 15 minutos. Iberia también vuela a Guatemala y Panamá. Saben lo que es pasar horas en un avión, y por ello han pensado en todo lo necesario para que el viaje se disfrute al máximo.