LISBOA ES UNA de las capitales más cosmopolitas de Europa. La bella ciudad lusa se ha modernizado en un tiempo récord, convirtiéndose en una referencia de lo más vanguardista. Además de los históricos barrios de Chiado, Alfama y Barrio Alto – ineludibles en cualquier visita a la capital portuguesa–, ahora despuntan con fuerza otras zonas, como Lapa y Santos-O-Velho.

Lapa es hoy uno de los barrios más elegantes de Lisboa. Allí se ubican el Palacio de São Bento, sede de la Asamblea de la República y residencia oficial del primer ministro de Portugal, la basílica da Estrela, con su magnífico jardín, así como los edificios de numerosas embajadas y consulados.

Ocio y cultura se dan la mano en Teia, un espacio que aglutina diversos negocios, marcas y creadores independientes en torno a una fórmula muy imaginativa. En él se pueden encontrar obras de arte, antigüedades, accesorios de moda, objetos de diseño portugués, vinos de producción nacional, sake, tés, productos gurmet, juguetes de coleccionista, ropa y hasta un bistró.

Construido en el siglo XIX, el Lapa Palace luce su esbelta figura desde la cima de una de las siete colinas sobre las que se eleva la ciudad de Lisboa. El lujoso edificio, con vistas al Tajo y rodeado de un majestuoso jardín subtropical, forma parte del rico patrimonio lisboeta y depara una estancia inolvidable en el corazón de Portugal.

El apunte gastronómico corre a cargo de A Travessa, uno de los restaurantes de referencia en la capital lusa. Situado en el emblemático Convento das Bernardas, cerca del Parlamento y de algunas de las embajadas, esta joya culinaria fundada en 1978 se caracteriza por la exquisita fusión gastronómica luso-belga de su propuesta.

Cerca de Lapa se encuentra la antigua zona industrial de Santos-O-Velho, que hoy se ha transformado en uno de los barrios de moda de la capital portuguesa. Rebautizado como Santos Design District (SSD), cabe destacar la proliferación de estudios de arquitectura y diseño, restaurantes, tiendas de decoración, galerías de arte y pubs.

Más visitas. Bastan algunos ejemplos para percibir la faceta más vanguardista de Santos-O-Velho. Mood es una tienda en la que los cambios están a la orden del día. Decorada con un gusto exquisito, el local reúne desde cosméticos hasta piezas de arte, pasando por prendas de ropa y lencería de lo más hechizante

Nacido en 1989 como un proyecto de difusión y comercialización del mejor diseño, Domo es una de las tiendas de decoración de referencia en Lisboa, donde valores como la calidad, la sensibilidad y las últimas tendencias conforman sus señas de identidad.

Basado en un concepto innovador, Estado Líquido brilla con luz propia en la noche lisboeta. Original y vanguardista, el establecimiento abarca dos restaurantes de cocina japonesa con dos espacios claramente diferenciados: una zona para workshops y reuniones de grupo, y un área zen para masajes. Un pinchadiscos distinto cada día complace los gustos de los más melómanos.

Intimista y confortable, Lust es una casa reconvertida en restaurantes. Dividida en siete salas temáticas, mezcla confort y lujo en un ambiente único para servir una cocina de fusión basada en los mejores productos portugueses. También incluye interesantes propuestas culturales.