EL CARIBE SIEMPRE despierta un gran interés turístico. Tiene gancho. Y Puerto Rico es uno de los destinos más atractivos que se pueden elegir. Por muchas razones. Deja de soñar y ven a verlo, reza el eslogan publicitario de la isla. Un buen consejo, sin duda. Para conocer bien un lugar no basta con informarse -aunque nunca está de más ir bien asesorado-, hay que ir y descubrirlo in situ. Estado libre asociado a Estados Unidos desde 1952, los puertorriqueños gozan de la ciudadanía estadounidense desde 1917. Borinkén fue el nombre primitivo de la isla, que cambió por el de San Juan Bautista, en honor al Santo Patrón de Puerto Rico, hasta adoptar su actual nomenclatura. Con una población de 3,8 millones de habitantes, la más oriental de las islas de las Antillas Mayores cuenta con 20 reservas forestales -el bosque tropical de El Yunque es la más importante-; tiene una tasa de crecimiento en educación superior a la de EEUU; abastece el 83% del ron que se consume en suelo estadounidense, y es un gran exportador de productos farmacéuticos y de alta tecnología. El dólar es la divisa nacional. LUGARES DE INTERÉS San Juan, capital de Puerto Rico, ofrece al visitante lujosos hoteles en primera línea de playa, sofisticadas tiendas y restaurantes, casinos y una animada vida nocturna. En el Viejo San Juan, declarado zona histórica nacional, se encuentran algunos de los exponentes más sobresalientes de la arquitectura colonial española de los siglos XVI y XVII. El Morro, La Fortaleza, la Casa Blanca, el Museo Pablo Casals, y la Catedral de San Juan son varios de los monumentos más destacados. A hora y media por carretera de la capital, Ponce es la segunda ciudad más importante de Puerto Rico. En ella se pueden visitar más de 500 edificios de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX, como el Museo de Arte de Ponce, el Parque de Bombas, la Plaza Mayor, el Parque Ceremonial Indígena de Tibes y la Hacienda Buena Vista. Otros puntos de interés son la villa de San Germán, el Observatorio de Arecibo -donde se encuentra el mayor radio radar telescopio del mundo-; el Parque de las Cavernas del Río Camuy; El Yunque, un bosque pluvial con 240 variedades de especies de árboles y flores; la reserva natural de Las Cabezas de San Juan; las solitarias playas de arena blanca, aguas cristalinas y arrecifes de coral de Culebra y Vieques; la isla deshabitada de Mona… Los festivales, la gastronomía y los deportes son tres pilares básicos de la oferta turística puertorriqueña. La música, el baile, las procesiones, la típica cocina criolla y las actividades deportivas colman las expectativas de los viajeros más exigentes. Puerto Rico no se sueña, se vive.