Con el fin de difundir y promover la música vocal desde la ciudad de Zaragoza, nace el Festival Vocal Saulus, el primer evento de este género en la capital aragonesa. El debut de este festival contará con algunos de los grupos vocales más reconocidos del panorama nacional, por primera vez todos ellos en Zaragoza. Serán cinco conciertos, del 6 de febrero al 20 de marzo, distribuidos en sus dos sedes: la iglesia de San Pablo y el edifico modernista de la Caja Rural de Aragón.

Estas dos sedes no han sido elegidas al azar, puesto que ambas son parada imprescindible de los turistas más curiosos al esconder una arquitectura e historia particulares, fuera del circuito turístico más popular.

La iglesia de San Pablo

Por un lado, la iglesia de San Pablo, quien da título al festival, puesto que Saulus es el nombre original en latín del Apóstol San Pablo. Este templo, Patrimonio de la Humanidad, es conocido popularmente como la tercera catedral de la ciudad y fue un importante centro musical de la Corona de Aragón.

Ampliado desde el siglo XV al XVIII, su origen se remonta a 1811, época de Alfonso I el Batallador, rey de Aragón. En sus paredes concurren los estilos artísticos propios de tales periodos (desde el gótico al barroco), siendo uno de los monumentos más representativos de la Arquitectura Mudéjar de Aragón y, por ello, en 2001 la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad al conjunto que forman la torre e iglesia.  

Pero además, esta iglesia, por sus condiciones y diseño, parece haberse concebido justamente para la música. Basta contemplar el órgano, la policromía de su caja gótica y sus dorados para advertir que su presencia armoniza con el imponente retablo de Damián Forment, obra del siglo XVI en madera dorada y policromada que aloja en su hornacina central la imagen del apóstol San Pablo, titular del templo. Junto al órgano, la importante Capilla de Música del templo dotaba de esplendor todos los actos solemnes celebrados en él. Y cabe destacar que ilustres músicos como Sebastián Aguilera de Heredia y Pedro Ruimonte comenzaron su formación en este lugar.

Pero la música de San Pablo no se ceñía únicamente a esos muros de piedra y ladrillo. Allá por el siglo XII, cuando la iglesia no era más que una ermita, sus feligreses tenían por costumbre salir en romería al son del pequeño organetto. Los caminos, por aquel entonces rurales y cubiertos de hierba, necesitaban desbrozarse para permitir el avance de las procesiones. Por esa razón, el barrio de San Pablo debe su otro nombre, El Gancho, a esa herramienta de la que se servían para despejar el recorrido de las procesiones.

La sede central de Caja Rural de Aragón

El edificio modernista actual sede central de la Caja Rural de Aragón, se ubica en el solar donde se encontraba el Palacio Renacentista de los Azara, propiedad de D. Juan Francisco Pérez de Coloma, secretario del rey Fernando el Católico. Declarado Bien de Interés Cultural en 1984, fue inaugurado en el siglo XVI y posteriormente revisado por varios arquitectos, entre ellos Francisco Albañana (fachada de 1912) y Francisco Iñiguez Almech (remodelaciones de los años 30).

Ubicado en el número 29 de la calle del Coso de Zaragoza, además de ser considerado uno de los edificios modernista más bellos de España, este edificio fue en su momento un espacio referente de la vida social zaragozana, convirtiéndose en sede central del Centro Mercantil, Industrial y Agrícola de Zaragoza, y del Ateneo de Zaragoza, donde se desarrollaban las actividades culturales, científicas y divulgativas.

Primera edición festival de Música Vocal Saulus

Este proyecto surge con el fin de impulsar la música coral desde la capital aragonesa y situarla como uno de los escaparates de referencia de música vocal en España. Y lo hará no solo a través del propio festival, sino también con la creación del primer coro de cámara profesional de Aragón: Saulus Ensemble y la promoción patrimonial de sus sedes y el repertorio polifónico de la Corona de Aragón, apenas interpretado.

El festival comenzará el 6 de febrero a las 17 horas, con el grupo vasco KEA, uno de los coros de cámara de referencia en España, encargados de inaugurar esta primera edición en la iglesia de San Pablo. Después, el 19 de febrero, a las 17,45 horas,será el turno de Tetraphilla Ensemble en la Sede de la Caja Rural de Aragón.

El 28 de febrero, en dos pases (16 y 17,45 horas), la iglesia de San Pablo de nuevo acogerá ‘El Refectorio’, un concierto participativo donde 30 cantantes amateurs, previamente seleccionados, tendrán la oportunidad de preparar repertorios como Stabat Mater a diez voces, de Domenico Scarlatti (1685-1757); y O magnum mysterium a doble coro, de Alessandro Scarlatti (1660-1725), ambas acompañadas de órgano, tiorba, violonchelo y violone. Esta primera edición contará con Josep Vila i Casañas, máxima eminencia internacional en la dirección coral de nuestro país, quien nunca antes ha actuado en Zaragoza. Su trayectoria incluye la dirección del Coro Nacional de España, el Coro de la Radio Sueca, el Coro Mundial de Jóvenes o la Orquesta de Radiotelevisión Española, entre otros. En su faceta de preparador de coro ha trabajado junto a las principales batutas del panorama internacional, como Daniel Barenboim, Daniele Gatti, Simon Rattle, Gustavo Dudamel, o Frans Brüggen, entre otros.

El 11 de marzo, también en dos pases(17.30 y 19.30 h), el grupo Vandalia actuará desde la Sede Central de Caja Rural de Aragón, tras recibir el pasado diciembre dos de los galardones –premios de la Prensa como grupo más destacado y a la mejor investigación por su CD Sablonaraen la última y sexta edición de los premios GEMA de la Asociación de Grupos Españoles de Música Antigua, los ‘Goya’ de la música antigua.

Y para finalizar el festival, el 20 de marzo a las 17 horas, en la iglesia de San Pablo, el primer coro de cámara profesional de música clásica de Aragón: Saulus Ensemble. Las entradas de este festival,  promovido porTetraphilla Ensemble y financiado con ayuda de Zaragoza Cultural del Ayuntamiento, ya están a la venta en la web del festival www.festivalvocalsaulus.com y una hora y cuarto antes del concierto en la taquilla de cada sede, a un precio único de 12€ por evento. Además, existe la posibilidad de un abono completo por 50€ que incluye la reserva de la misma localidad para todos los conciertos y ofrece la opción de butacas contiguas para convivientes o asiento individual.