Dice el proverbio africano: “vosotros, los europeos, tenéis los relojes; pero nosotros tenemos el tiempo”. Más allá del horario y las rutinas se encuentran los espectaculares y mágicos paisajes del sur de África. Y a la cabeza en majestuosidad, las cataratas de Victoria, uno de los fenómenos más genuinos y ricos del planeta, entre Zambia y Zimbabue.

La aerolínea más grande de África, Ethiopian Airlines, ha anunciado que en marzo de 2017 comenzará a operar tres vuelos semanales a las cataratas Victoria desde España. Desde Madrid se conectará los lunes, miércoles y viernes, regresando desde allí los domingos, martes y jueves.

La carretera del Parque Nacional Mosi-Oa-Tunya, “el humo que truena”, cruza las cataratas Victoria internándose en Zimbabue y Zambia gracias a un puente que proporciona unas vistas espectaculares. “Nadie puede imaginar la belleza de esta vista a partir de lo conocido en Inglaterra. No había sido antes vista por ojos europeos, pero un panorama tan maravilloso debe haber sido contemplado por los ángeles en vuelo”, declaró David Livingstone poco después de convertirse en el primer occidental que observaba las cataratas y, de paso, les extirpaba su poético nombre, Mosi-Oa-Tunya, para bautizarlas como su reina de entonces.

A lo largo de 1,7 kilómetros y desde más de cien metros de altura, el río se precipita con pasión y, en época de lluvias, arrastrando cinco millones de metros cúbicos por minuto, empapando a todo aquel que se encuentre cerca. La enorme cortina de agua que se forma, la lluvia que sube desde el suelo y el manto húmedo que supone encontrarse cerca de tamaño fenómeno natural siguen siendo una de las experiencias más impresionantes que África ofrece. Desde el cielo, las cinco cascadas dibujan una especie de ese que converge en la garganta del Zambeze, origen de la nube de vapor que da nombre natal al paisaje. En época de luna llena, las cataratas abren al público de noche para mostrarle al mundo un espectáculo único.

El Sr. Tewolde GebreMariam, CEO del Grupo Ethiopian Airlines, ha declarado que la apertura de esta ruta “es una continuación de nuestros esfuerzos para lograr el objetivo de conectar África al mundo, sumando varios puntos en África y atendiendo las necesidades de conectividad aérea del continente. Los turistas y viajeros de las principales ciudades de América, Europa, Asia y África disfrutarán de conexiones sin complicaciones a las Cataratas Victoria a través de nuestro centro estratégico en Addis Abeba. Mirando hacia el futuro, continuaremos expandiendo nuestra red en África para promocionar y promover el crecimiento en los sectores de negocios y turismo, como se describe claramente en nuestra estrategia de crecimiento de 15 años, Visión 2025”

Ethiopian Airlines comenzará sus vuelos, vía Addis Abeba, desde 635 euros, tasas incluidas.