a_web_linz

Linz disfruta de su capitalidad cultural europea

Los Romanos la llamaban Lentia “en el recodo del río” y supieron como nadie aprovechar el valor estratégico de este puerto fluvial desde el que se enviaban preciados cargamentos de sal hacia la ciudad de Bohemia. Hoy Linz, con 190.000 habitantes y una activa vida cultural es la tercera ciudad de Austria (después de Viena y Graz) y merece sobradamente una visita. ¿El motivo? Acoger la capitalidad de la cultura europea y ofrecer al visitante una inigualable agenda de propuestas, además de ser un ejemplo casi perfecto de como una ciudad gris e industrial se ha trasformado en pocos años –comparable al esfuerzo realizado por Bilbao– en un núcleo cultural, arquitectónico y tecnológico.

Para el viajero Linz tiene casi todo a favor: un paisaje de belleza inigualable marcado por el recorrido zigzagueante del Danubio y, en la distancia, la tentación de los Alpes, a menos de una hora de camino.
En Linz son tres los principales atractivos: el Museo Lentos, el Ars Electronica Center y el Museo del Castillo. Lentos, que abrió sus puertas en el 2003, recoge realizaciones de arte actual. Es obra de los arquitectos Weber+Hofer, que crearon un espacio de cristal de 130 metros de largo abierto por el centro. Los habitantes de Linz lo conocen como la caja de zapatos y, mas allá de las exposiciones que encierra, merece la pena visitarlo para ver, sobre todo de noche, los sorprendentes efectos de luz que trazan sobre sus fachadas reflejos exclusivos.

El Museo del Castillo, obra de HoG (Hope of Glory), sigla de tres arquitectos de Graz, muestra restos de la historia civil y militar de la ciudad, y es un impresionante mirador.
El Ars Electronica Center, cuya ampliación acabada en enero de este año es obra del estudio vienés Treusch Architecture, se configura como un museo del futuro y se dedica a numerosos tipos de juegos, a las tecnologías más modernas y al arte mediático interactivo. Tiene una superficie de 6.500 metros cuadrados y alberga el restaurante y bar de copas Cubus más moderno de la ciudad. El Ars Electronica Center será el centro del proyecto virtual y telemático 80+1: una actividad en la que Linz compartirá imágenes, entrevistas, sonidos e intervenciones en una simbiosis artística con otras 20 ciudades alrededor del globo.

Linz, opción de futuro

Linz cambia (Linz verändert) es el lema de la capital europea de la cultura en este 2009. Trata de concienciar a los ciudadanos y visitantes de la importancia de convertir un entorno básicamente industrial en un núcleo cultural que apuesta por la protección de la naturaleza como opción de futuro. La actual Linz se muestra desde esta perspectiva como una ciudad vanguardista, volcada en la innovación tecnológica y la cultura contemporánea.

Visitar Linz hoy es seguir el camino abierto por Kepler, que vivió 14 años enseñando en lo que es hoy el Landhaus (gobierno regional); su casa se ha transformado en centro cultural y se ha dado su nombre a una de las cuatro universidades de Linz. Por Linz pasó también Mozart camino de Viena, la primera vez en 1762, y con seis años dio su primer concierto. Volvió en 1783 para componer la Sinfonía Linz y la Sonata Linz. También Beethoven escribió su Octava sinfonía en un piano que hoy se exhibe en el Museo del Castillo.

Estos ilustres visitantes se movieron por un casco antiguo que ha conservado para el viajero su poder de evocación, con calles empedradas en torno a la antigua plaza del mercado, fachadas barrocas y comercios y locales centenarios. La ciudad moderna, por su parte, crece hacia el sur y en ella se multiplican edificios y proyectos singulares como SolarCity, un barrio con viviendas de bajo consumo en el que participa Norman Foster.

Viajar a Linz

Datos generales:

  • Estado: Alta Austria
  • Población: 189.528 habitantes
  • Superficie: 96.048 km2
  • Densidad: 1.967 km2
  • Idioma: Alemán

Vuelo a Linz:
Actualmente, Air Berlin conecta, a precios muy competitivos, 18 aeropuertos de la península Ibérica, incluida Portugal, con cuatro ciudades austriacas: Linz, Graz, Salzburgo y Viena, vía Palma. Más información, en www.airberlin.com