El sueño de todo arquitecto es que su obra pase a la posteridad como algo grande. Pero cuando José María Coderch construyó el hotel Meliá de Mar, quizás no esperaba que la repercusión del edificio fuera la que finalmente ha sido: el establecimiento se alza en Illetas (Palma de Mallorca) como un referente de lujo, diseño y distinción en la isla. Y desde hace unos meses aún más. Porque el pasado 1 de mayo, el hotel reabrió sus puertas tras una profunda reforma, de manos del prestigioso arquitecto Álvaro Sans y el estudio de arquitectura G56.

El nuevo Meliá de Mar invita a sus clientes a jugar con los cinco sentidos, a limpiar su mente y llenarse de energía. Para ello, una de las mejores sugerencias es la nueva piscina para adultos, que con su fondo negro y sus cientos de pequeñas luces, crean la ilusión de estar nadando en un cielo estrellado.

Por otro lado, en la nueva terraza del Gabi Lounge convergen cielo, tierra y mar para crear una experiencia plenamente sensorial, gracias a las camas balinesas privadas instaladas en esta zona, que cuentan con servicio de mayordomía continuo y con todo tipo de atenciones vip. Un lugar ideal donde disfrutar de los mejores y más actuales cócteles.

Aunque para descansar, lo más importante es la calidad de las habitaciones. Son un total de 144, todas ellas con espectaculares vistas al Mediterráneo y dotadas de todas las comodidades posibles para hacer de cada estancia una experiencia inolvidable. Una parte de ellas están además integradas en el servicio The Level, uno de los nuevos conceptos de Meliá, que ofrece exclusividad y elitismo a los clientes más exigentes.

Exposición permaente.
El arte es otra de las apuestas del hotel que, después de su reciente renovación, ha convertido los pasillos en envolventes galerías. Allí se exponen algunas obras de carácter vanguardista mediante lámparas cilíndricas compuestas por cuadros de diversos pintores europeos emparentados con el arte contemporáneo y el movimiento abstracto.

RECIÉN INAUGURADO
Entre las novedades del Meliá de Mar figura el Yhi Spa, que permitirá a sus clientes revitalizar cuerpo, espíritu y mente mediante los mejores tratamientos corporales inspirados en las antiguas tradiciones asiáticas y en las costumbres locales. Y especialmente orientados al sentido del gusto están el restaurante Quatre, una nueva idea gastronómica multidimensional donde Oriente y Occidente se mezclan ofreciendo cuatro experiencias distintas en un solo concepto; o el Gabi Lounge, un espacio donde desconectar que ha sido especialmente diseñado para mezclarse, sentir el ritmo, tomar una copa y disfrutar. Un marco idílico para la celebración de bodas y banquetes, así como eventos y convenciones.