EL INVIERNO YA NO ES sinónimo de dique seco para los cruceros en Europa. Atrás quedan los tiempos en que todas las flotas huían al Caribe y Suramérica para las rutas alternativas, y acordes a la climatología. Ahora un puñado de barcos permanecen en aguas mediterráneas, donde aunque sea sin biquini hay buenas opciones para conocer otras culturas, o para abrirse a rutas poco potenciadas hasta ahora, como las que llevan al sur de la península y norte de África. Y es que la búsqueda de nuevas escalas que mantengan la atención y demanda del viajero son uno de los retos que marcan la nueva temporada, como quedó claro en el primer simposio celebrado en España de sector, el International Cruise Summit, donde hace solo unos días se debatió al respecto. El sector sabe que las novedades no solo pueden ir de la mano del estreno de más revolucionarios barcos. Aunque en el 2012 tampoco faltarán incorporaciones como las de Costa Cruceros (Costa Fascinosa), MSC (MSC DIvina), Celebrity (Reflection) y otros, que se suman las mejoras y actualizaciones de importantes barcos. En el caso de Costa Cruceros, por ejemplo, destaca la puesta al día de uno de sus clásicos, el Costa Romántica, de 53.000 toneladas, en el que se invertirán 90 millones de euros. La intervención servirá para ampliar las medias cubiertas, ganar cabinas, un nuevo diseño de interiores y renacer como Costa NeoRomántica en febrero del 2012. Otro de los pesos pesados del sector, Royal Caribbean, padre de los dos mayores buques del mundo (el Oasis of the Seas y elAllure of the Seas) no incorporará barcos pero sí gastará unos 222 millones de euros los dos próximos años en “revitalizar” su flota. Entre los barcos beneficiados figuran algunos que luego harán temporada en el Mediterráneo, como el Grandeur of the Seas, que tendrá salidas desde Palma de Mallorca. Las mejoras también alcanzarán al Rhapsody of the Seas, el Splendour of the Seas Y el Serenade of the Seas. El operativo incluye desde nuevos televisores de pantalla plana y wifi hasta pantallas de vídeo gigantes, nuevos camarotes y opciones gastronómicas más variadas. En el 2013 y 2014 se ampliará a otros siete buques. Variedad de itinerarios. A falta de que algunas compañías presenten sus catálogos, el año comenzará con muchas opciones en el mediterráneo pero también a ultramar. MSC destaca por mantener las rutas semanales desde Barcelona con el Splendida, mientras el Fantasia apuesta por los 12 días para recorrer el Mediterráneo desde la capital catalana hasta marzo. También Costa mima esta ruta con la presencia invernal del Concordia, aunque se desmarca potenciando el mercado de los Emiratos Árabes y posicionando allí su nuevo buque insignia, el Favolosa, el más grande que opere en la zona, con 114.500 toneladas. A partir de primavera, su presencia en la costa española se refuerza, asimismo en Valencia, aunque destacan la friolera de 101 salidas en total desde el puerto de Barcelona. De cara al buen tiempo también, los gigantes del 2011, el Liberty of the Seas de Royal Caribbean, el Epic de NCL y el Carnival Magicrepiten en el Mediterráneo con Barcelona por puerto base. El Solstice de Celebrity y el Ruby de Princess volverán a dar color también al puerto catalán. La única ausencia remarcable será la de Disney Magic. En la balanza positiva, Holland America tendrá al Nieuw Amsterdam (premiado como mejor barco de crucero de tamaño medio) realizando cruceros de 12 días entre Barcelona y Venecia.Esta última compañía destaca también por ofrecer la mayor variedad de propuestas para recorrer Alaska, unos de los cruceros más exitosos en Estados Unidos. En general, será un año para que el crucerista vocacional se abra a nuevas rutas y fronteras, sea por la vía de las grandes compañías que agregan más opciones por Suramérica y Asia, como por los pequeños puertos (como Palamós) al alcance de pequeños buques de lujo, que permiten una nueva perspectiva.