CON SUS CASI NUEVE SIGLOS de historia, la fiesta de Moros y Cristianos de Lleida ha vuelto a adquirir todo su esplendor desde 1995 como parte destacada de la Fiesta Mayor de Mayo, que la ciudad ilerdense celebra entre el 10 y el 14 de mayo en honor de Sant Anastasi, un soldado romano hijo de Lleida que fue martirizado en Badalona por orden de Diocleciano. La fiesta de Moros y Cristianos, que tendrá lugar este año el día 14, es una de las más antiguas manifestaciones conmemorativas de la reconquista. Así queda registrado documentalmente en 1150, meses después de que el conde de Barcelona y príncipe de Aragón, Ramon Berenguer IV entrara triunfalmente en la Madina Larida musulmana. Actualmente y bajo el impulso de la Associació de la Festa de Moros i Cristians de Lleida, la celebración se estructura en tres partes: la entrada infantil y presentación de bandas, el desfile de las tropas, los parlamentos y la batalla que tiene como marco incomparable la Seu Vella.

700 PARTICIPANTES

Las tropas que participan en la batalla están divididas en seis comparsas: Al leridí, Banu-hud y Musa, por parte de los moros, y Anglesola, Pallaresos y Urgellencs. En total, más de 700 participantes, ataviados con espléndidos uniformes de guerreros de un lado y de otro. La fiesta es la escenificación de la lucha por la posesión de un territorio y, para ello, adopta como escenario el núcleo antiguo de la ciudad y sus principales vías, además de mantener como una de sus principales características la alternancia en el triunfo y la derrota entre las comparsas de moros y cristianos. Durante la Fiesta Mayor de Mayo Lleida es escenario de otras actividades, como la espectacular ofrenda floral al patrono y la batalla de flores, la actuación de los castellers de Lleida, la presencia del emblemático dragón de la ciudad –Lo Marraco– y de los gigantes más antiguos de Catalunya, Marc Antoni i Cleopatra.