LO PRIMERO QUE viene a la mente cuando se cita el Caribe es un paisaje con playas idílicas y aguas cristalinas. ¿Tópico? Sí, pero también real. Afortunadamente, ese reclamo, aun siendo importante, no es decisivo en lugares como Puerto Rico, estado libre asociado a Estados Unidos que no necesita vender esa imagen para atrapar al viajero. La bella isla caribeña reúne muchos otros atractivos que invitan a descubrirla. El Viejo San Juan, la capital, se vale por sí misma para dejar boquiabierto al más pintado. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, esta ciudad amurallada fundada en 1521 destaca por la singularidad de sus calles adoquinadas, la majestuosidad de sus fortificaciones, las iglesias de los siglos XVI y XVII, su arquitectura colonial, sus numerosos museos y galerías de arte y, cómo no, por su animada vida nocturna. El castillo de San Felipe del Morro, construido por los españoles entre 1540 y 1586 para proteger la bahía de San Juan de las huestes invasoras, es el monumento más emblemático de la ciudad. Otros puntos de interés son La Fortaleza, construida en 1540; la Casa Blanca (1523), antigua residencia del primer gobernador de la isla, Ponce de León, y que hoy acoge un museo de la vida familiar durante los siglos XVI y XVII y del indio taíno; el Museo Pau Casals, que contiene recuerdos del célebre violonchelista catalán; y la catedral de San Juan, una de las iglesias más antiguas del hemisferio. En el área de Santurce, fuera de la capital, se encuentra el Museo de Arte de Puerto Rico, que alberga una importante colección de arte puertorriqueño. Ponce, al sur de San Juan, es la segunda ciudad más grande de la isla, y cuenta con más de 500 edificios históricos. El viajero no debe pasar por alto el Museo de Arte. Con más de 2.500 obras, reúne la colección más extensa del Caribe. El Parque Ceremonial Indígena de Tibes –el cementerio indígena más antiguo de las Antillas– y la Hacienda Buena Vista, del siglo XIX reconvertida en museo, son otros puntos de interés. Una de las zonas de recreo más importantes de Puerto Rico es el Bosque Nacional del Caribe, más conocido por El Yunque. Diversos senderos permiten admirar cascadas, riscos, helechos arbóreos, flores silvestres, y entrar en contacto con aves exóticas, como la cotorra puertorriqueña, especie protegida de plumaje verde azulado y pecho rojo, e incluso escuchar al coquí, el pequeño anfibio que solo canta en Puerto Rico.

La diversidad musical está representada por cuatro géneros: la salsa, la bomba, la plena y el seis

FUSIÓN DE CULTURAS
Pero si hay algo que acompaña siempre al visitante es el envolvente sonido de la música caribeña. La isla respira musicalidad y ritmo de punta a punta. De día y de noche. La fusión de la cultura europea con la afrocaribeña y la latinoamericana ha alumbrado cuatro géneros musicales propios de Puerto Rico: la salsa, la bomba, la plena y el seis. La diversidad musical está presente en los numerosos clubs y locales del Viejo San Juan y el área metropolitana, Isla Verde, Santurce y Condado. El compás de los bongos, las trompetas y los saxofones es altamente contagioso e invita al baile y al disfrute de la agitada noche caribeña. Además de la música, la gastronomía es también un potente foco de atracción para el recién llegado. La cocina tradicional puertorriqueña ofrece una sorprendente mezcla de influencias españolas, criollas e indígenas. Entre los platos más emblemáticos figuran los tostones (plátanos verdes fritos), el arroz blanco con habichuelas, los frijoles en sofrito, la salsa de tomate y cilantro o el popular mofongo –el favorito de la isla–, sin olvidar los excelentes pescados y mariscos. Finalmente, la adquisición de recuerdos constituye una práctica casi ineludible. La lista de suvenires puertorriqueños es amplia y abarca desde las pequeñas figuras de madera de santos talladas a mano por artesanos siguiendo una tradición centenaria, los cuatros (un instrumento de diez cuerdas), el encaje de bolillos (conocido en la isla como mundillo), hasta artículos de arte local, ron, cigarros hechos a mano y prendas de vestir.

Turismo de Puerto Rico
www.GoToPuertoRico.com
Tel. 91.431.21.28

TEXTO ALBERTO LARRIBA