JaponLos fuegos artificiales que tiñen el cielo nocturno de colores son característicos del verano en Tokio y alrededores. También los múltiples festivales y espectáculos de danzas tradicionales, donde también se instalan mercados nocturnos para que ciudadanos y visitantes disfruten de las noches estivales.

La primera cita a tener en cuenta es en junio, cuando se celebra el Festival de las Luciérnagas de Fussa, un evento tradicional en el que aproximadamente 500 luciérnagas genji criadas cuidadosamente por los vecinos son liberadas en el río Sumida, donde el agua queda iluminada formando un espectáculo de fantasía, con su elegante vuelo y la luz que emiten.

Del 11 de julio al 1 de agosto, se celebra el Festival del Verano en el parque Ueno, el primer parque de la capital japonesa y uno de sus atractivos culturales más importantes. Artes escénicas locales, música y bailes populares inundaran la ciudad de ritmo y color. También tienen lugar eventos como la pintoresca ceremonia Nagashi toro, en el que las linternas de papel flotan e iluminan el estanque de Shinobazu.

Finalmente, el festival Shinjuku Eisa Matsuri se celebrará el 30 de julio en el barrio más grande y céntrico de Tokio. Eisa es una danza típica de las islas de Okinawa que se realiza para marcar el final del periodo de Obon, es decir, para mostrar honor y respeto hacia los antepasados y para pedir paz y felicidad.