Este año la capital catalana recibirá la nave más grande del mundo y acogerá la principal convención del sector en el Mediterráneo. Las instalaciones refuerzan su liderazgo en cruceros.

La espectacular evolución que Barcelona ha experimentado desde los años 90 en el sector de los cruceros le ha permitido hacerse con el liderazgo en Europa y el Mediterráneo, tanto en volumen de cruceristas como en escalas de barcos turísticos. La progresión de los cruceros en la capital catalana ha estado marcada por un crecimiento constante: si en 1990 el total de cruceristas se situaba alrededor de 115.000 pasajeros, el año pasado el puerto de Barcelona recibió 2,6 millones, igualando el récord histórico alcanzado en el 2011. Con estos resultados, la capital catalana se ha posicionado en los últimos años en la cuarta posición del ranking mundial de puertos de crucero, después de los tres grandes puertos del estado de Florida (Miami, Port Everglades y Port Canaveral).

Este año el puerto se enfrenta a dos grandes retos que contribuirán a fortalecer su liderazgo y promocionar el rol de Barcelona como gran capital europea de los cruceros. Por un lado, la ciudad acogerá por primera vez la celebración de la convención Seatrade Med, el principal encuentro crucerista bienal especializado en la segunda zona de destino de cruceros de todo el mundo, el Mediterráneo. Del 16 al 18 de septiembre el Seatrade Med reunirá en el recinto ferial Gran Via de Fira de Barcelona más de 4.000 participantes y 300 expositores.

bcn

Por otra parte, Barcelona recibirá el barco de crucero más grande del mundo, el Oasis of the Seas, de la compañía Royal Caribbean, con 360 metros de eslora y capacidad para 6.300 pasajeros, además de 2.300 tripulantes. La capital catalana será el puerto base de las tres rutas que el Oasis of the Seas hará por el Mediterráneo el próximo mes de septiembre. Será la primera vez que un barco de estas características visita Europa, ya que hasta ahora tanto el Oasis of the Seas como su gemelo, el Allure of the Seas, solo han operado en el Caribe.

Los 37.000 pasajeros que se prevé que pasen por el puerto de Barcelona en las operaciones de turnaround (inicio y final de viaje) del Oasis of the Seas supondrán un impacto económico para la ciudad de más de cuatro millones de euros. Royal Caribbean ha planificado la visita del Oasis of the Seas en la capital catalana como una especie de prueba piloto, ya que en el 2015 Barcelona se convertirá en el puerto base del Allure of the Seas, desde donde hará un total de 25 salidas a lo largo de toda la temporada. En este caso, el impacto económico para la ciudad será mucho más elevado: se calcula que los 175.000 pasajeros que llevará la nave dejarán más de 17,5 millones de euros en la capital catalana.

También en invierno. Otro hecho destacable de la evolución de los cruceros en Barcelona es el incremento de cruceristas durante los meses de invierno. Así, en el primer trimestre del 2014 los pasajeros de barcos turísticos (253.038 personas) han crecido un 14% y las escalas un 33%.

Estos resultados demuestran que la estrategia comercial de Port de Barcelona para alargar la temporada y romper la estacionalidad asociada al sector está dando sus frutos: si en el 2010 las escalas de cruceros en invierno representaban un 24% del total, este año ya son el 35%.

La apuesta de las navieras para ofrecer rutas durante los 12 meses del año garantiza un flujo más constante de turistas en la ciudad, facilita el uso permanente de las instalaciones de cruceros y permite seguir creciendo en el número global de cruceristas.

Seis terminales especializadas, con las mejores instalaciones. 

Barcelona dispone de la mejor infraestructura para cruceros de Europa y del Mediterráneo, con seis terminales especializadas, cuatro en el muelle Adossat y dos en el World Trade Center. Cinco de estas instalaciones están gestionadas por Creuers del Port de Barcelona, compañía que ha exportado su modelo de negocio a otros puertos, como Málaga, Singapur o Lisboa. La sexta terminal, la D (también conocida como Palacruceros), está gestionada por el grupo Carnival, el primer operador de cruceros del mundo y se está ampliando con un edificio adicional de 1.300 metros cuadrados. Carnival tiene previsto construir una nueva terminal (E) en el muelle Adossat que, con una superficie total de 10.000 metros cuadrados, será la instalación para cruceros más grande del puerto.

puerto

Los reconocimientos, por el buen camino.

El pasado mes de marzo el puerto de Barcelona fue premiado por la publicación especializada Cruise Insight en el marco de la feria Cruise Shipping Miami 2014, siendo considerado como mejor destino de inicio de cruceros. Por otra parte, en febrero, el puerto de Barcelona fue galardonado como Mejor Puerto del Estado Español en el marco de la 7ª edición de los Premios Excellence de cruceros, que se entregaron en Palma de Mallorca. Unos galardones organizados por la compañía de comunicación especializada en el sector de los cruceros Cruise News Media Group.“Este reconocimiento nos anima a seguir trabajando en la misma línea”, afirmó Carla Salvadó, responsable de Márketing y Cruceros de Port de Barcelona, coincidiendo con la entrega.

Convención para el Debate.

Aparte de su vertiente comercial, la convención de cruceros Seatrade Med 2014 también incluirá un gran número de conferencias. El programa comenzará con la sesión inaugural Estado de la industria de cruceros en el Mediterráneo, en la que se actualizarán las principales cifras del sector crucerista en esta región. El Mediterráneo sigue ostentando el estatus de segundo destino de cruceros más visitado del mundo. Con la presencia de un panel de alto nivel, que contará con los principales operadores de cruceros, se discutirán las perspectivas para la región en un momento en el que la economía mundial está saliendo de una recesión, mientras proliferan las ofertas en el Mediterráneo con nuevos barcos, nuevos itinerarios y nuevos puertos de escala.

Con el creciente éxito del Mediterráneo como destino de cruceros, los operadores buscan constantemente mejorar sus itinerarios en toda la región, que abarca desde el Atlántico Occidental al Mediterráneo Oriental, pasando por África del Norte, el Adriático, el Mar Negro y las islas atlánticas. Los destinos deben continuar desarrollando las estimulantes y variadas excursiones en tierra para atraer a compañías de cruceros y pasajeros por igual. Pero, ¿cuáles son los desafíos para ambas partes y cómo pueden trabajar conjuntamente para lograr sus objetivos? ¿Cómo están afectando los costes portuarios y de combustible a las decisiones de planificación de itinerarios? Junto a este tema, se hablará de los cruceros de lujo y cómo los operadores están desarrollando su oferta para satisfacer las demandas de los consumidores más exigentes.

Logística. Otras sesiones se centrarán en analizar la dinámica del suministro de combustible en los puertos mediterráneos y en los retos logísticos del cumplimiento de los plazos en un importante hub como es Barcelona. Habrá tiempo también para analizar otras importantes cuestiones. Por ejemplo, cómo los operadores están incorporando los últimos diseños y la tecnología de vanguardia a sus flotas, y para hacer un repaso a las estrategias en ventas y márketing de las principales compañías. Un último ejemplo de este completo programa será la discusión sobre los rápidos cambios que están afectando a la agenda medioambiental de los cruceros.

Información: www.portdebarcelona.cat