CUENTA LA LEYENDA

que una mujer de belleza excepcional deambulaba por estas playas buscando una que fuera perfecta e igual a su belleza. Así caminó y caminó con- quistando a todos a su andar hasta que por fin halló el lugar perfecto: finas arenas blan- cas, aguas de tonalidades turquesas y exu- berante vegetación. En este excepcional pa- raje se encuentra uno de los lugares más exclusivos del mundo: Paraíso de la Bonita.

También es una historia de amor, la visión de una pareja enamorada, la ofrenda de un arquitecto a su esposa: La Bonita. Distinguido con importantes reconoci- mientos, como el de mejor resort de México, otorgado en el 2003 por The Leading Hotels of The World, el hotel disfruta de un excelente emplazamiento. Situado a 20 mi- nutos al sur del aeropuerto internacional de Cancún, en la bahía de Petempich, el esta- blecimiento cuenta con 82 suites, 7 máster- suites y 1 suite presidencial, equipadas pa- ra satisfacer las necesidades de los huéspe- des. Asimismo, el hotel permite acceder fá- cilmente a las ruinas arqueológicas mayas de Cobá, Tulum y la playa del Carmen. En el Paraíso de la Bonita convergen di- ferentes culturas y símbolos antiguos de la Riviera Maya para crear un mágico univer- so. La exquisita decoración y la hospitalidad del servicio dejan un recuerdo imborrable en la memoria del huésped. El arte y la cultu- ra están muy presentes en el establecimien- to.

La arquitectura tradicional mexicana con- vive con antigüedades de diversas culturas del mundo. Detalles y piezas de la India, del Mediterráneo, el Lejano Oriente y de África se mezclan con el ambiente mexicano.

ACTIVIDADES

Hospedarse en el Paraíso de la Bonita ofre- ce la posibilidad de disfrutar de un sinfín de servicios y actividades. La gastronomía, de la mano del chef Fabrice Guisset, es uno de los platos fuertes, pero también destacan las piscinas de agua dulce y agua de mar, la pista de tenis, el helipuerto, el temascal, el centro de talasoterapia y spa, el catama- rán La Bonita –con el que se pueden surcar las aguas azules y esmeraldas del Caribe mexicano–, y el campo de golf diseñado por Jack Nicklaus, a 10 minutos del hotel.

TEXTO JULIO MAYA

 El centro de talasoterapia ofrece un amplio abanico de masajes de fusión, balnotera- pia, piedras calientes, para purificar cuerpo, alma y mente. La marina permite practicar buceo en Cenotes, Cozumel e Isla Mujeres, y es- nórquel en el segundo arre- cife más grande del mundo. Buceo y talasoterapia

 www.paraisodelabonita.com