Hay algo en los toboganes de agua que hace que nos volvamos locos. Que nos tiremos una y otra vez con ansias y siempre sepan a poco. Será la adrenalina descargada en cada caída, el refrescante descenso o el no saber exactamente qué se esconde tras la siguiente curva. Lo seguro es que, en algún momento, llega el chapuzón. Y casi siempre nos coge desprevenidos. Pero los principales parques acuáticos de Catalunya –Water World (Lloret), Aquadiver (Platja d’Aro), Marineland (Palafolls), Nova Illa Fantasia (Premià de Mar) y Aqualeon (Albinyana)– no solo son un manojo de toboganes. Cada uno de ellos busca singularizarse, inaugurando cada año nuevos servicios y atracciones que logren sorprender a los asiduos. Esos que cada año, cuando aprieta el calor, sienten la necesidad de cumplir con la tradición del tobogán. Y a las buenas costumbres no hay que fallarles.

NOVA ILLA FANTASIA

El tesoro está bajo las aguas. Un juego ideal es el que aúna diversión con otros elementos, como el aprendizaje, el desarrollo de la la imaginación o el esfuerzo físico. Y todos estos requisitos se aúnan en la nueva instalación de Illa Fantasia: el Laberinto pirata. Se trata de un castillo en el que los niños pueden encontrar decenas de recorridos distintos, con sorpresas constantes relacionadas con el medio acuático. Este sigue siendo uno de los mejores parques acuáticos del país, pionero en esta actividad, y muy cercano a Barcelona (con conexiones directas gracias a los billetes combinados de Renfe y autobuses Casas). Además de sus toboganes, Illa Fantasia es conocida por su sala polivalente de 1.600 metros cuadrados, su gran piscina de olas o la zona de picnic, con capacidad para más de 4.500 personas. Con la nueva propiedad del parque acuático (desde mayo del 2005), Illa Fantasia se plantea entre sus objetivos prioritarios la puesta en marcha de proyectos pedagógicos y educativos, así como jornadas familiares y de convivencia.

AQUALEON

Para disfrutar como animales. En Albinyana (Baix Penedès) se encuentra el parque temático dedicado a la naturaleza más grande de toda Catalunya. Aqualeon reúne una gran variedad de atracciones de agua junto con algunas de las especies animales más aplaudidas por grandes y pequeños. Dentro del parque acuático, el visitante puede deslizarse por toboganes espectaculares, relajarse en la gran piscina de olas, sentir la emoción de las aguas bravas o vigilar a los más pequeños mientras estos disfrutan de la zona infantil. Lejos del elemento acuático, y a la entrada del parque, se puede disfrutar del safari de herbívoros, que incluye llamas, elefantes africanos, watusis de impresionantes cornamentas, antílopes negros, o cebras de Chapman, entre otros animales. La ruta a través de esta zona de 490.000 metros cuadrados se realiza cómodamente en el propio coche de los visitantes, ya que no reviste ningún tipo de peligro. Y ya dentro del parque, sobre un autobús de dos pisos que garantiza la seguridad, se puede realizar también el safari de animales carnívoros, con leones africanos –y sus crías, que nacieron en cautividad el pasado mes de diciembre–, osos pardos, una familia de tigres de Liberia y, como novedad, una nueva instalación con tigres de bengala. Además de todo esto, el parque realiza cuatro exhibiciones diarias –dos de aves exóticas y dos de aves de rapiña– y dispone de un minizoo. En este espacio es donde se puede contemplar mayor variedad de animales: chimpancés, farabellas, cabras enanas, pollitos, iguanas, tortugas de Florida, cobayas, emús, caballos enanos, mapaches, suricatas, canguros pequeños o reptiles. Por último, este año Aqualeon incorpora un nuevo servicio de casal de verano, en el que se combinarán actividades lúdicas con otras educativas centradas en el conocimiento, el respeto y la conservación de los seres vivos y del entorno natural donde viven: talleres, enriquecimiento ambiental, visita a la zona técnica, etcétera.