El espíritu de Elvis pervive en Graceland

Sin Elvis Presley nada hubiera sido lo mismo, y esto es suficiente motivo para que los creyentes del rock’n’roll peregrinen al menos una vez en la vida a Graceland para rendir pleitesía al Rey. Ubicada en Menfis, en el estado de Tennesse, la casa del autor de Love Me Tender se ha convertido en un destino turístico por sí misma, gracias a los distintos recorridos con audioguía (están disponibles en castellano) que conducen por el interior de la mansión, desde la cocina hasta la sala de estar, pasando por la habitación donde ensayaba hasta el edificio en el que guardaba sus numerosos premios y discos de oro.

Esta es la ruta básica, pero para los auténticos fans aún hay más: pueden recorrer el museo de automóviles de Elvis, con su famoso Pink Cadillac a la cabeza, además de diversas exposiciones temáticas, como una que recuerda su paso por el ejército o otra donde se exhiben sus famosos jumpsuits, los monos que lucía en Las Vegas y que permanecen en el imaginario popular gracias a la insistencia de sus miles de imitadores. La guinda del pastel la ponen la visita a sus dos aviones privados y una noche durmiendo, cómo no, en el Heartbreak Hotel. Si queda tiempo, es una buena idea escaparse a otro punto clave de la historia musical de Menfis, el Stax Museum, dedicado a leyendas del soul como Otis Redding o Aretha Franklin.

Nueva york imagina a John Lennon

En diciembre de 1980, Mark David Chapman asesinaba a John Lennon frente a la entrada de los apartamentos Dakota, en la calle 72 de Nueva York, donde residía junto su mujer, Yoko Ono.

El sueño se había acabado, pero el legado pacifista del ex-Beatle continúa vigente tan solo cruzando la calle hacia Central Park, donde se encuentra Strawberry Fields, un espacio dedicado al músico de Liverpool en el que destaca un gran mosaico donde se puede leer una única pero explícita palabra: imagine. Allí se reúnen los fans de Lennon, en especial cada 9 de octubre, fecha de su nacimiento. Muchos neoyorquinos también se acercaron allí de forma espontánea tras los atentados del 11-S, en busca de algo de paz espiritual o, simplemente, consuelo. La relación de Lennon con la ciudad queda ahora plasmada en una exposición del Museo del Rock and Roll, abierta hasta final de año.

En Nueva York también se sentaron las bases del punk, antes de que los Sex Pistols hicieran estallar Londres en 1976, de la mano de los Ramones, Patti Smith o Blondie. Todo se fraguó en un club mugriento –aunque mítico– llamado CBGB, situado en el Lower East Side. Tuvo que cerrar en el 2006 y ahora es una tienda de ropa, pero al menos su espíritu continúa vivo en internet (www.cbgb.com).

La costa de Jersey en la que se forjó Springsteen

jerseyA poco menos de una hora del glamuroso Manhattan, conduciendo a través de las carreteras por las que los jóvenes sueñan en huir para dejar atrás un destino que solo les invita a perder, se encuentra la costa de Jersey, centro de recreo y ocio de la clase trabajadora estadounidense y escenario en el que se forjó como músico un primerizo Bruce Springsteen, que situó allí un buen número de sus canciones, reflejo de los anhelos de la América real.

Una zona que capta poca o nula atención por parte de los millones de turistas que visitan cada año Nueva York, pero que se ha convertido en la tierra prometida para los impetuosos fans del Boss. Los puntos clave de la ruta son cuatro, aunque un experto en Springsteen puede acumular muchas más.
Por un lado, Freehold, donde pasó su infancia y adolescencia. Allí se encuentran las casas donde vivió, su colegio (St. Rose of Lima), el instituto y Federici’s, su pizzería preferida. El siguiente es Asbury Park, localidad en la que acumuló horas y horas sobre el escenario en clubs emblemáticos como The Stone Pony o el Wonder Bar. Su primer disco se titula, precisamente, Greetings from Asbury Park.

Luego está Belmar, con la famosa E Street que sirvió de inspiración para bautizar a su banda y, finalmente, Atlantic City, el Las Vegas decadente de su canción homónima. Los más mitómanos pueden acercarse a Colts Neck, donde reside actualmente, aunque sin demasiadas esperanzas, ya que se desconoce la ubicación exacta de su mansión