Caves Oriol Rossell es una pequeña empresa familiar dedicada a la elaboración de cavas y vinos de calidad procedentes exclusivamente de las uvas de su finca Cal Cassanyes, 85 hectáreas donde el clan ha vivido y trabajado desde el siglo XVI. Una viticultura cuidada y respetuosa con el entorno y una tradición transmitida de generación en generación en la elaboración de caldos son el secreto de esta pequeña bodega del Penedès.

El cortijo –que data del siglo XVII–, la bodega de estilo modernista (de 1908) y el mar de viñedos que los rodean se convierten en la base de las diferentes propuestas enoturísticas que plantea la bodega para introducir a los visitantes en el mundo del vino y el cava de calidad y desvelarles los secretos y la historia de la finca y la bodega.

Cava Reserva de la Propiedad

El Reserva de la Propiedad representa la máxima expresión de la bodega en cuanto a cavas. Un copaje de xarel·lo (65%), xarel·lo fermentado en barrica (5%), macabeo (20%) y parellada (10%), y una crianza mínima de 38 meses, le otorgan una personalidad única, con la que ha obtenido algunos de los mejores reconocimientos por parte de los expertos, como el de mejor cava según la guía Vivir el vino, o la reciente puntuación de 94,5 puntos en la Guía de vinos de Cataluña.

De color amarillo pálido con reflejos dorados, este cava tiene aromas a fruta blanca y piña, que se combinan con notas frescas balsámicas. En boca es suave, con el carbónico bien integrado, amplio y fresco, y con notas de fruta tropical, así como referencias balsámicas y de frutos secos. Se trata de un cava redondo con volumen y de final largo, cremoso y persistente.