CUSTO DALMAU despierta pasiones en Puerto Rico. Quizá porque los colores de sus prendas están en sintonía con la forma en la que los puertorriqueños sienten, viven la vida. El diseñador catalán presentó el pasado mes de marzo su colección otoño-invierno 2008 en la Semana de la Moda de Puerto Rico, celebrada en San Juan. Es la segunda ocasión que el creador participa en la llamada Puerto Rico High Fashion Week, el evento más grande y prestigioso de la industria de la moda en el Caribe. En esta ocasión, fue el encargado de cerrar la primera jornada de la pasarela, y su desfile desbordó el Centro de Convenciones de Puerto Rico, con la asistencia de 500 invitados, entre los que se encontraban personalidades del mundo de la moda, la comunicación, los negocios y la política. El estilo de Custo Barcelona triunfa en la isla caribeña. Por ello, el creador barcelonés cuenta con una tienda en la calle de El Cristo en el Viejo San Juan, y ya ha abierto su segunda tienda en el centro comercial Plaza de Las Américas, en Hato Rey. “Estamos muy contentos con lo que está pasando en Puerto Rico, por eso abrimos la segunda tienda”, declaró Dalmau. Además de acoger las colecciones de los diseñadores de renombre internacional, el Puerto Rico High Fashion Week es el único acontecimiento de moda en el que participan los principales diseñadores nacionales y se presentan nuevos talentos. Es el caso de la peruana Ana María Guiulfo y los reconocidos modistos puertorriqueños David Antonio, con el movimiento como tema principal de sus prendas; Stella Nolasco, la diseñadora más vanguardista de la isla que combina a la perfección la elegancia vintage y el modernismo más sofisticado; Sonia Santiago, Luis Antonio y Nono Maldonado, el diseñador autóctono con más prestigio y reconocimiento. Esta fascinación por la moda se refleja en algunas de las tiendas que se extienden a lo largo y ancho de la isla. En Puerto Rico existe una amplia variedad de grandes centros comerciales, como Plaza de Las Américas, con más de 300 tiendas, que lo convierten en el paraíso del shopping. Las boutiques de lujo de marcas como Prada, Gucci, Dior, Cartier o Ferragamo se ubican en la avenida de Ashford, en la zona del Condado. Allí también están las tiendas más chic de diseñadores internacionales, así como exclusivos espacios que ofrecen piezas de arte, joyería y prendas de alta costura. Hoteles como el Hotel San Juan, Caribe Hilton o El Conquistador albergan en su interior muchas boutiques de nivel. Otra opción para comprar son los outlets, situados en Barceloneta y Canóvanas, donde se pueden encontrar prestigiosas marcas –como Ralph Lauren, Tommy Hilfiger, Levi’s, Dockers, Nautica, Banana Republic o Gap– con precios hasta un 60% menos que en España. Por las calles de Fortaleza y San Francisco pueden encontrarse una gran diversidad de joyerías como Bared. En Bóveda se puede encontrar la mejor bisutería latina y la galería Ole ofrece algunas de las mejores piezas de artesanía de la isla. Ir de compras en Puerto Rico puede convertirse para algunas personas en una actividad turística más. Además de estos espacios comerciales, la isla alberga rincones fantásticos donde adquirir los artículos más auténticos y autóctonos.

ARTESANÍA POPULAR

Entre los suvenires más populares se encuentran los santos –pequeñas figuras de madera talladas a mano por artesanos siguiendo una tradición centenaria–, encaje de bolillos o cuatros –instrumento parecido a una guitarra, pero con 10 cuerdas–. También destacan las máscaras de vejigantes, coloridas creaciones hechas con papel maché y cáscaras de coco inspiradas en los carnavales, con raíces afrocaribeñas. Sin descuidar el ron y los cigarros hechos a mano. Todos estos productos pueden encontrarse en ferias y tiendas alrededor de la isla, o en cualquiera de los múltiples establecimientos que se descubren al callejear por las adoquinadas calles del Viejo San Juan, donde siempre hay un nuevo lugar por descubrir